Para más información llama ahora y te informamos 93 602 4849 657 430 209

Tatuarse es un placer lleno de mitos

Los psicoanalistas devaten sobre el porqué de esta marcada tendencia del"tatoo "que algunos individuos lo viven como un placer adictivo, se tatúa el brazo y después el otro. etc.....

Veinte años atrás era impensado. Tatuarse estaba mal visto y eran considerados una señal carcelaria o como poco de gente sospechosa.

La época del auge del "tatoo " fueron los 90, pero la tendencia de ese momento marcaba que el tatuaje tenía que ser pequeño , algo monocromático y bastante menos elaborados. Hoy directamente se debuta con piezas grandes a todo color y se los consideran verdaderas obras de arte.

Cabe también decir que el público ya no es el mismo.

Hoy no sólo son los rockeros los que arriesgan la piel.

Personas de todas las edades, menores de edad con el consentimiento de sus padres, adultos mayores, gentes de todos los estilos buscan un diseño personalizado para llevarlo consigo durante el resto de sus vidas.

En la actualidad el tatuaje es un negocio que crece día a día con una gran demanda en verano .

El peligro para los que se inician en el arte de dibujarse la piel, quizás como un capricho o como una moda, es terminar atrapados en un círculo vicioso. Ya tienen uno, ahora quieren otro, etc.....

Soy adicto a los tatuajes…Razones fisiológicas…

Muchas personas sostienen que no se trata de una adicción , sino simplemente una pasión.

La cuestión son las razones fisiológicas de esta adicción a los tatuajes en las que podemos llegar a sentir necesidad de hacernos continuamente tatuajes…

¿Existen elementos químicos en nuestro cuerpo que nos pidan volver a tatuarnos?

¿Se trata de una cuestión física o psicológica?

Aspectos Fisiológicos:

Adrenalina:

Las endorfinas,(hormonas de la felicidad) al igual que la adrenalina, son segregadas por las glándulas renales, y es el cerebro quien en situaciones determinadas con una gran carga de tension, excita estas glándulas .

Las endorfinas son hormonas que se segregan naturalmente para aliviar el dolor en el cuerpo. Funcionan como un sedante o anestésico y aparecen como respuesta para calmar este dolor provocando placer.

Hay personas que llegan a segregar tantas endorfinas que declaran sentir un efecto placentero similar al de narcóticos o incluso un orgasmo…y¿y quien no es adicto a un orgasmo?...

Interacción social y atención:

Mientras que el tatuaje es una arte único y lleno de significado que jamás debería considerarse como simplemente una moda o una manera de llamar la atención, se dan algunos casos en los que tatuarse sí que es una manera de buscar la interacción social, de llamar la atención y hacerse notar y que en el tiempo pueden generar trastornos psicológicos.

Expresión y significado:

El tatuaje es un medio de expresión. Un momento vivido, algo que tuvo mucho significado en nuestras vidas, una filosofía, religión o ideal…el tatuaje es el medio perfecto para la expresión.

En el plano puramente estético, hoy día el tatuaje como maquillaje se ha convertido en algo cotidiano, pero puede que no tenga ningún significado particular, sino que simplemente se decida hacerse un tatuaje por la belleza o particularidad del diseño.

Se trata de expresar algo con nuestro cuerpo y en el tiempo.

Expresar lo que sentimos , lo que pensamos, lo que nos gusta o desagrada y hasta lo que somos. En muchos casos, expresarse mediante los tatuajes, pueden volverse una necesidad compulsiva.

Pertenecer a grupos sociales:

Hay personas que pueden llegar a sentir la necesidad de tatuarse por diferentes razones como: Pertenecer a un grupo social, cultural o étnico… Como tribus ritualistas donde es importante la necesidad de que la persona se tatúe. Puede ser tanto un ritual como un tatuaje que identifique un rango.

Colección:

Mientras que algunas personas disfrutan simplemente coleccionando cosas, otros/as realmente se convierten en obsesivos que buscan coleccionar elementos para satisfacer así su necesidad y el caso de los tatuajes no es una excepción.

Reafirmarnos:

Generalmente si la persona es joven, son momentos de huída hacia adelante, pudiendo llegar a ser el recuerdo perdurable de un trauma con sobredibujo para olvidar, o en algunos casos varias sesiones de láser para dar carpetazo definitivamente.

Tatuarse…adicción…o pasión… sin duda es un placer lleno de misterios y mitos…