Precauciones ante las estafas con drogas

Sex drugs

El uso de nuevas sustancias para las estafas, robos o agresiones sexuales es una práctica relativamente nueva, y hoy día con una evolución muy rápida. Se usan para reducir fuertemente la resistencia de la persona agredida. Posteriormente las víctimas pueden tener vagos recuerdos o puede que no sepan que es lo que les ha pasado.

Empezamos por la droga con más mito: la famosa ” burundanga o escopolamina”, es un alcaloide que se encuentra en plantas en la familia de las solanáceas : como el beleño blanco, el borrachero, la mandrágora, la escopolia, brugmansia o belladona y otras plantas de los mismos géneros.

En sí, la “burundanga", no es una sustancia especifica, sino una mezcla de sustancias para conseguir este automatismo capaz de controlar a la víctima en un estado pasivo y complaciente.

La escopolamina, como la atropina, son hipnógenos extraídos de estas mismas plantas con un uso médico muy medido como antiparkinsoniano, como dilatadores de las pupilas en tratamientos de fondo de ojos o para tratar los vómitos y mareos que algunas personas padecen en los desplazamientos.

La ingesta de burundanga es difícil de detectar por ser incolora, inodora e insípida, pero sus efectos se reconocen por la supresión de la secreción salival y estomacal, con una gran sequedad bucal, gran sed y dificultad al deglutir y hablar.

Además de una gran somnolencia, hay taquicardia, dilatación de las pupilas con visión borrosa e incluso ceguera transitoria. En casos graves donde la dosis se superó la temperatura corporal, puede llegar hasta los cuarenta y dos grados, delirio, diferentes psicosis, parálisis, insuficiencia respiratoria, colapso vascular etc... Su administración se puede hacer vía oral, inhalatoria o cutánea y tarda entre dos y cinco minutos en hacer efecto en la persona, reduciendo a cero la voluntad de la víctima.

La duración de éstos, van de una a dos horas, depende la cantidad ingerida. Perdiendo la memoria o con recuerdos vagos una vez que sus efectos desaparecen, el cuerpo la elimina con una relativa facilidad, por lo que es importante someterse a una analítica lo antes posible , ante la sospecha de haber sido víctima de cualquier abuso por esta sustancia.

Esta droga se suministra en dulces, gaseosas, licores, cigarrillos o perfumes.

Hay leyendas urbanas que dicen que el simple contacto con un papel o con una revista que este impregnada con esta sustancia puede llegar a causar este aturdimiento, pero parece bastante improbable que estos efectos tan agudos se produzcan por la manipulación de este medio. Otra cosa es que capten nuestra atención a través del papel y luego utilicen un spray con esta sustancia.En la década de "los 60" la burundanga era utilizada por el movimiento hippie, junto a otras drogas como la marihuana como psicotrópico. De todo hay en la viña del señor, y lo que los hippies utilizaban para “flipar”, los ladrones y depredadores lo utilizaron para agilizar sus fechorías, pero esto ha ido derivando, dado que la burundanga podía producir agresividad y que su transformación en polvo requiere un proceso industrial complicado y caro, los delincuentes hacia los años 90 desplazaron la burundanga por los psicotrópicos, de la família de las benzodiacepinas.

Éstas actúan sobre el sistema nervioso central originando cambios temporales en la percepción, el estado de conciencia y comportamiento.

La pastilla más controvertida y utilizada por agresores en estos casos es el Rophynol, que fue muy usado para las agresiones sexuales llegando a ser llamado “la droga de las violaciones”, el lorazepam es un tranquilizante, del grupo de las benzodiazepinas (a la que pertenecen también el diazepam y el flunitrazepam, entre otros), y que son recetados por médicos para controlar la ansiedad.

Las víctimas de los delitos con pastilla quedan en un estado de indefensión, ya que su sistema nervioso se adormece con una gran confusión mental,y si además se mezclan con alcohol pueden producir amnesia y en casos graves, paro respiratorio.

Lo novedoso de la situación actual es que la delincuencia ha comenzado a emplear otras sustancias químicas alternativas que no están sujetos al control o a una vigilancia internacional estrecha, por lo que se adquieren “fácilmente”.

Las nuevas drogas son el ácido gammahidroxibutírico o GHB, la ketamina y la gamma butirolactona o GBL, la mayoría de las cuales son de fácil acceso en muchos países.

Aunque el GHB (en la legalidad es un antidepresivo) fue puesto bajo control internacional en casi todos los países en 2001. La ketamina, empleada por sus propiedades anestésicas en medicina, y el GBL siguen estando fuera de las convenciones internacionales de drogas, y no todos los países regulan su consumo como recomendó la ONU. Hay países con grandes exportaciones de estos productos y pocos controles en sus destinos.

Diferentes organismos internacionales de la salud insisten en que sean incluidas por los diferentes gobiernos mundiales, en sus listas de drogas a controlar y que en la producción por parte de las farmacéuticas y químicas se obliguen las medidas de seguridad “por su peligrosidad”, con colorantes y con saborizantes no alimentarios, para que la víctima pueda detectar su presencia.

El hecho de que en algunos países estas sustancias se consigan con facilidad en farmacias, internet o a través de números de teléfono, sin necesidad de recetas, pone en guardia a la sociedad médica mundial, pues el peligro a los que se pueden ver sometidas las víctimas al ingerir grandes cantidades de estas sustancias, conllevan grandes riesgos para la salud, además de los delitos de los puedan ser presas.

Recomendaciones:

-No aceptar bebidas, dulces o cigarrillos de desconocidos.

-No perder de vista nuestro vaso o copa.

-En la calle:Cuidado cuando personas aparentemente inofensivas que se acerquen para que se les lea una dirección o para ayudarla en cualquier evento del que no sea totalmente consciente

-No aceptar demostraciones de productos que se puedan vender en comercios poco fiables.

No nos queremos imaginar un futuro donde a la bebida, la comida, el café etc..le tendremos que hacer un test de drogas o mantenerlos colgada del cuello cuando estemos en un local público, para evitar ser víctimas de depredadores/as de lo ajeno.