Pompeu Fabra

Pompeu Fabra

Pompeu Fabra: 1868-1948

Nacido En 1868 en la antigua Villa de Gracia que hoy pertenece a Barcelona.

Cuando contaba con cinco años fue proclamada la Primera República española en 1873 y su padre fue elegido alcalde de Gracia, al cumplir seis años, la familia se trasladó del barrio de la Salud de gracia a Barcelona, Pompeu Fabra era el menos de doce hermanos aunque solo dos de ellos llegarían a adultos.

Fabra despuntaba por fuerte interés hacia la filología, que iba aprendiendo de manera autodidacta, al mismo tiempo cursaba los estudios de ingeniería industrial, y en 1902 ganó la oposición de la cátedra de química de la Escuela de Ingenieros de Bilbao, ciudad en la cual vivió hasta 1912.

En1918, con la publicación de la Gramática Catalana, que se adoptó como uso normativo oficial, inicia la etapa más fértil de sus trabajos filológicos.

En 1924 el anhelo de Pompeu Fabra por divulgar sus reflexiones lingüísticas le llevan a publicar Las Converses filològiques, una serie de artículos breves que plantean y tratan de resolver las dudas más frecuentes del idioma.

Pompeu-fabra-diccionariEn 1932 publico El Diccionari general de la llengua catalana y El Curs mitjà de gramática catalana, un manual de uso escolar y reeditado en 1968 con un nuevo título Introducció a la gramática catalana.

En ese mismo año Fabra accedió por su prestigio, a la cátedra de lengua catalana de la Universidad de Barcelona, con lo que por primera vez la lengua catalana entraba oficialmente en el ámbito universitario.

El Instituto de Estudios catalanes utilizo el diccionario de Pompeu y Fabra como esbozo de un nuevo diccionario oficial, los criterios que presidian su creación fueron:

-La exclusión de arcaísmos y dialectalismos.

-El rechazo de términos procedentes de otras lenguas que sustituyeran palabras propias del catalán o imposibilitaran la creación de términos nuevos.

-La incorporación de palabras técnicas de origen grecolatino o universal, adaptándolas a la lengua catalana.

Fabra tuvo una destacada trayectoria como dirigente deportivo.

Tras haber formado parte de la sección de tenis del Fútbol Club Barcelona, también fue un gran aficionado al excursionismo siendo socio del Centro Excursionista de Cataluña.

Durante la Segunda República fue primer presidente de la Unión Catalana de Federaciones Deportivas.

Su popularidad no pasó desapercibida para los políticos de su tiempo, durante la dictadura de Primo de Rivera se le ofreció una silla en la Real Academia Española como forma de homogeneizar su figura catalanista y que Fabra rechazó.

Más tarde, durante la guerra civil el capitán general Gonzalo Queipo de Llano le mencionaba en sus discursos como un enemigo de España.

En 1946 Presidió los Juegos Florales de Montpellier.

En 1980 en el barrio de La Salud, de gracia en Barcelona donde había nacido se puso su nombre a una calle.

El 18 de junio de 1990 se creó la universidad Pompeu Fabra, de Barcelona.