Para más información llama ahora y te informamos 93 602 4849 657 430 209

Los problemas de las amantes

Para las “Amantes” su relación prohibida es una espera con “ las manos atadas”.

Ellas necesitan nervios de acero y grandes dosis de paciencia. Esperando… la próxima llamada, un nuevo encuentro, una postal desde el lugar de vacaciones, un whattsap, un e-mail, que lleguen tiempos mejores…e incluso un futuro en común…

Todos necesitamos expresar pensamientos, ser escuchados y estimulados; además de comunicarnos con nuestro entorno, hablar, escuchar, discutir, y también tener la posibilidad de dar o buscar un consejo.

El aislamiento social amenaza a la amante, la eterna espera y el distanciamiento con su medio hacen que su mundo de experiencias se vea reducido a la propia persona, al yo.

Las Amantes llevan una doble vida con emociones y cambios que les gustaría hablar libre y sinceramente con los demás pero no pueden y esto les ocasiona muchísima ansiedad.

Les atormentan muchísimas preguntas que no se atreven a formular a nadie, sentimientos que creen sentir sin derecho, que les hacen felices y les martirizan al mismo tiempo.

El tener que guardar silencio sobre los sentimientos , provoca a menudo que la amante se siente asfixiada en la propia relación, además de en gran medida insegura de sí misma, de sus amistades y de su compañero, sobre todo si carecen de familia o amistades dispuestos a ser comprensivos y a escuchar.

La "Eterna Amante":

Las "Amantes maduras" , quieren comprometerse pero al mismo tiempo, tienen, a menudo, un gran miedo a las consecuencias de la unión.

Ese miedo al compromiso y su simultaneo deseo de pertenencia suele tener algo que ver con un rechazo consciente o inconsciente.

De la misma manera que su dependencia señala su miedo a la soledad , su necesidad de distancia es una muestra de igual miedo ante una cercanía demasiado estrecha, ya que cuanto más se abre a una persona, más expuesta está a ser herida.

La “Amante”, en general no es incapaz de comprometerse, si más, siente recelo por diversas razones ante el compromiso afectivo.

Con el hombre casado da muestras de una capacidad extrema de comprometerse que puede llegar a la dependencia , pero ni su marcada necesidad de apoyo son “normales”, ni tampoco su marcada necesidad de libertad.

También debemos señalar que este fenómeno no forma parte de casos aislados, ni de un problema individual, de hecho en muchas sociedades occidentales, uno de cada tres matrimonios se rompe a causa de la incapacidad de comprometerse afectivamente.

La incapacidad de comprometerse es una autodefensa consciente/inconsciente ante la pérdida de su identidad como mujer segura e independiente.

El conflicto interior entre ser mujer y ser libre le impide comprometerse y caer en la imprudencia donde el peligro es inminente…

Estas mujeres no encuentran al hombre adecuado porque realmente no lo buscan!

La raíz de todos los males se encuentra como hemos dicho antes, en la primera infancia y es la que ofrece la explicación correspondiente a cualquier variante de problemas de compromiso. Veamos aquí algunos ejemplos:

-La princesa: La niña predilecta de papá. En consecuencia, los hombres normales son demasiado banales para ella…mala suerte!!

-La samaritana: Tuvo un padre muy sensible, en consecuencia…siente la llamada de dar apoyo moral a los frágiles y fracasados.

-La hijastra: Siempre tuvo la sensación de sentirse menospreciada, y tampoco aprendió a decir que no. Se contentó con el segundo puesto y cambia de status en vez de cambiar de hombre.

La problemática de la "eterna Amante”, es un circulo vicioso que parece empujar a ciertas mujeres a hombres inalcanzables como una necesidad íntima o un imperativo secreto. La causa de esto es que este tipo de mujeres no ha aprendido otro papel que el de rivales de su propia madre desde la infancia y han luchado por conseguir el favor de su padre.

Puede que todo esto tenga un núcleo de verdad o que el inconsciente realmente pase malas jugadas, pero a cualquier amante que escuche esta teoría se le pondrán los pelos de punta con solo preguntarle si realmente quiere compartir el hombre amado con otra mujer.

La "Amante" y su "hombre-droga":

Muy a menudo, la “Amante-adicta” encuentra en el amigo casado, a alguien capaz de ofrecerle gran parte de lo que ella echan tantísimo de menos: un indulgente oyente , la satisfacción de ser deseada y amada con ternura o pasión …las caricias físicas y espirituales.

Pero si lo contemplamos de una manera objetiva, tras la mayoría de estas relaciones se esconde la creencia "en el amor verdadero” y no en el "verdadero amor" . A través de comentarios de diferentes amantes , surge la impresión de que hay principalmente dos factores que actúan de una forma muy contundente y que les hace mantener esa unión:

La sensación primaria de pertenencia:

Las carencias de tipo emocional, intelectual y/o físico.

Ellas acaban perdiendo su identidad para fundirse con “él”. Ellos, ya tiene limitaciones en su casa y no puede permitirse fusiones de este tipo.

Es entonces cuando la “ Otra “ , puede empezar a depender emocionalmente de “él", como una adicción difícil de superar.

La dependencia... una trampa...

La dependencia se aprende, no es una consecuencia genética.

Podemos decir entonces, que los orígenes de la dependencia remiten a la más tierna infancia…! como casi todo !

El temor agobiante ante el aislamiento y la soledad, empuja a estas mujeres al “amor”…para sentir seguridad a través de estas personas que creen amar. Tienden a subordinarse a otros y a hacerse dependientes de ellos, utilizando su energía en la búsqueda del amor, protección y ayuda de aquello que les resulta amenazador y que en la mayoría de casos son sus propios miedos y angustias internas ante el mundo.

Podemos decir también que una de las causas de la dependencia y su origen es la educación.

Es el drama de generaciones de mujeres y hombres, que desde pequeñas/os fueron educados para sentir satisfacción sólo de manera indirecta.

Es decir, no se alegran de su éxito, sino del elogio que gracias a su éxito han sido capaces de cosechar, dicho de otra manera, más importante que la satisfacción propia y el que las cosas sean de su agrado , es la resonancia conseguida a través de ello.

El inconsciente previene contra la independencia = peligro, pérdida del amor o abandono, con lo cual las “Otras" prefieren permanecer a la sombra y convertirse en el perfecto ejemplo de “la bella durmiente” que espera y espera, antes de exponerse al miedo amenazante al que la puede exponer luchar por sus objetivos.

Planteando un cambio:

El poner punto final a una situación no conduce automáticamente a la separación de la pareja amada.

El objetivo primordial debería ser, en un principio, aprender a tomar, las riendas de su propia vida.

Significa renunciar a esa actitud pasiva o afligida. Para ello, es necesario salvar obstáculos como no seguir siendo dependiente y reflexionar para cambiar la frustración por opciones más positivas.

Cuando una mujer disfruta de su “hombre droga” se siente eufórica, si se la priva de su “droga” se deprime y puede llegar a reaccionar de forma agresiva, apática o con problemas de insomnio, pero también puede que rompa el círculo vicioso de la dependencia ; o que recaiga una y otra vez como una adicta.

La decisión de no seguir en una situación de anorexia sentimental pasa por querer hacer algo activamente y una voluntad positiva de cambiar algo por sí misma.

Autosinceridad:

El objetivo es sincerarse consigo misma y llegar a un punto de vista realista. Tiene que tener claro qué es lo que quiere en realidad y para ello debe hacer un balance.

Cuáles son sus verdaderos sentimientos?, Qué sensaciones reprime? Qué le hace sufrir?, Qué le molesta?, Cómo era ella antes?, Cómo es ahora? Cuáles eran sus esperanzas.

Asumir la realidad:

Aunque escuchar y aprender a entender en ocasiones sea doloroso, estar esperando una feliz casualidad como único fin para conseguir la felicidad es mucho más triste.

Lo importante es no bloquearse y buscar el diálogo con el amante, podemos descifrar frases que por sí solas no son decisivas pero unas cuantas dan pistas de por dónde van las mentiras piadosas .

-“No olvides que te quiero”(cuando puedo)

-“Tengo obligaciones que cumplir”(mis necesidades son mis prioridades)

-“Dame tiempo”(aún no estoy seguro de ti)

-“No te puedo prometer nada” (las ilusiones te las haces tu)

-“Mi mujer sabe muy bien que me tiene en sus manos”(acepto el chantaje)

-“Tienes que comprenderme”(no me exijas nada)

-”Sólo contigo he vivido algo así”(estoy desorientado, la situación me confunde)

-“Búscate otros amigos”(no me asfixies con tu amor)

-“Tengo remordimientos de conciencia respecto a ti”(dime que te gustan las cosas tal como están)

-“Mi mujer no me comprende”(la libertad que me da no es ilimitada)

“tengo mujer e hijos , no puedo divorciarme tan fácilmente”(lo nuestro es una aventura incierta)

-“Decirle la verdad a mi mujer?, de que serviría eso?( tranquilidad, no quiero riesgo)

-“claro que quiero a mi mujer…ella es la madre de mis hijos…”------- las ataduras son más fuertes que los sentimientos

-“olvídate de mí”----- o me lo das todo, o me olvidas…

Cuando llega el ultimátum ¿cómo puede acabar ?...

-“El final como principio ”

La Amante decide continuar con su postura pasiva y tiene por ello que resignarse a aceptar la situación tal y como es, camuflaje y esperas.

-Perspectivas nuevas:

La relación continua…pero las premisas cambian a favor de la amante, lo que significa una mayor sinceridad, igualdad…etc…

- Fin de trayecto :

Si no hay una reacción clara y concisa , directamente un “divorcio emocional” con todo el dolor que esto comporta. Tras una separación total aparecen infinidad de dudas, miedos y sensación de vacío, cambiar el propio concepto de una misma , reorganizar la vida, encontrar nuevos senderos , salir del aislamiento y por qué no, nuevos amigos.

¿Cuanto tiempo funciona una relación extramatrimonial?

Dos tercios de las segundas mujeres intentan tan tenaz, como inútilmente, poner término a su amor, cuando no encuentran salida.

Cuando una relación extramatrimonial se prolonga entre dos y cinco años y la amante admite haber intentado “muy a menudo” hasta “incontables veces” poner punto y final la relación, podemos hablar de que el dolor y el miedo las empujan una y otra vez, a los brazos de su amigo.

Una vez producida esta situación, el intento de separación está destinado casi siempre al fracaso ya se ha formado un vínculo tan adictivo en el cual “él” es más fuerte que su propio autocontrol.

Cuando el hombre casado acepta la firme decisión de la amante en finalizar la relación, alegando no ser nadie para impedirlo, y no obstaculizar su elección…le da un perfil altamente seductor sobre la Otra, que en contra de sus sentimientos pretende terminar la relación por causas racionales.

Distintos desenlaces...

Opción 1º

Desde la perspectiva del observador la mayoría de las amantes se cierra en banda y se nieguen con vehemencia a creer que detrás del comportamiento tierno y sobreprotector de su amado, pueden ser unos irreflexivos farsantes y sin escrúpulos, que en aras de la paz conyugal, seducen con promesas a un ser que les ama .

Es probable que la relación entre un hombre casado y la amante se vaya diluyendo con el paso del tiempo. la presión externa, la disminución de la pasión amorosa, todo eso puede ser un nuevo comienzo en la antigua pareja matrimonial. Se lavan los trapos sucios, el marido arrepentido vuelve a recuperar la armonía conyugal. El caso no tiene por qué ser típico, pero se da con relativa frecuencia.

Aquellas cuya esperanza a sido inagotable sufren una tremenda decepción, cuando al fin se ven obligadas a reconocer que han servido como aglutinante para el matrimonio.

Opción 2º

Hay casos en que las esperanzas de las amantes llegan a realizarse, cuando un buen día, llega él con maleta en mano ante la puerta.Lo malo del caso, es que llegan a convertirse en visitas de corta duración…

Sin la esposa de trasfondo, la amante llega a convertirse en algo rutinario y en pocas semanas su matrimonio vuelve a atraer de nuevo al amante…Éste soporta muy mal el abandono de la casa, la nueva situación, los conflictos psíquicos y vuelve huyendo para refugiarse en el ya viejo y conocido nido.

En estas relaciones triangulares es difícil romper el rol y deshacer esa estructura poligonal…

Opcion3º

Aunque a veces, para las amantes enamoradas las esperanzas se cumplen y los sueños se hacen realidad. Fueron felices y comieron perdices !

Para todo hay una excepción, …esta es la que confirma la regla…

Qué queda…

Las Amantes son mujeres que sí… poseen un saco lleno de recuerdos, una huella de amargura en su historia, miles de momentos de felicidad, otros dos mil de dolor que llenan diarios y diarios…montones de cartas que jamás llegarán a su destinatario…poemas sentimentales…

El tiempo curó sus heridas, y ellas sienten que ninguna mujer lo amó como ella lo hizo…quizás nadie jamás lo haga…

Muchas de aquellas "Amantes" contemplan muy a menudo su pasado de amantes como una época de su vida dolorosa, pero a la vez bella y enriquecedora…en su mayoría las ilusiones quedaron frustradas pero tras largos procesos, han aprendido a VIVIR en el AQUÍ y en el AHORA sin renunciar a nada y dependiendo de lo justo.