Los 25 iconos sexuales del cine retro

En este artículo queremos presentarte a los 25 iconos sexuales del cine retro. Mujeres que han dejado su marca dentro del cine retro por su belleza.

-Catherine Deneuve:

La estrella provocativa de Luis Buñuel, Belle de Jour sigue siendo un símbolo sexual a pesar de los años. En 1985, el gobierno francés contrató a Catherine Deneuve para posar como el emblema nacional “Marianne” lo que demuestra que el atractivo sexual es una prioridad en la lista de virtudes nacionales.

-Rachel Welch:

Todo un sex-simbol, el bikini de piel en Un millón de años la distinguieron como una belleza salvaje y exótica.

-Jane Fonda:

Con Barbarella se lanzó en el sueño húmedo colectivo de la década de 1960, en una actuación que sigue siendo una maravilla de coquetería y atrevida lujuria.

-Monica Vitti:

Como musa de Antonioni, la actriz italiana Monica Vitti, con su cara felina, largas pestañas, inspiró el sentido de la aventura y el deseo, de alguna manera hizo llegar la lujuria al séptimo arte.

-Brigitte Bardot:

Debemos este icono a la ola de la moda de la Riviera francesa. Ella era algo más que una belleza asombrosa, Bob Dylan, una vez confesó que la primera canción que escribió fue para ella.

-Ann Magret:

Se convirtió en una gatita sexual para todas las edades, su cara inocente, la ropa ajustada, una delantera de infarto…y su gran lanzamiento “conocimiento carnal” junto a Jack Nicholson.

-Ursula Andress:

Podría decirse que toda la saga Bond fue construida por la libidinosa imagen de Ursula Andress emergiendo del Caribe en bikini blanco.

-Gina Lollobrigida:

Considerada “la mujer más bella del mundo”, Gina ha pasado a la historia del cine, como una de aquellas exuberantes y curvilíneas bellezas italianas rotundas y espectaculares, siendo junto a la gran Sofía Loren, las dos grandes divas.

-Anita Ekberg:

Fellini hizo de Anita Ekberg, con su perfecto cuerpo de pin-up y deliberadamente mal organizado vestuario, la rubia sueca-americana, de boca provocativa un símbolo sexual en La Dolce Vita, retozando en la fuente de Trevi.

-Sophia Loren:

Tenía la nariz aguileña, los ojos grandes, y la forma curvilínea junto con un gran talento hicieron de La Loren el míto de la Década. Había algo grande, profundo y cargado sutilmente en sus interpretaciones que insinuaban una gran expresividad sexual.

-Marilyn Monroe:

La figura más importante en la iconografía sexual de todo el mundo, con una voz cándida y sugerente, rizos platino, labios rojos listos para ser besados.

-Betty Grable:

Gracias a una foto ampliamente distribuida, se convirtió en una predominante chica pin-up para los soldados en la Segunda Guerra Mundial. Su legado es duradero: Hugh Hefner ha citado a Grable como la impulsora para su decisión de lanzar Playboy.

-Ava Gardner:

La llamada “animal más bello del cine”, esta clásica a menudo flanqueada por gigantes como Clark Gable, Humbhrey Bogart, y su tercer marido Frank Sinatra. La atracción incomparable de Ava Gardner no necesita ninguna base para apoyarse, desprende una sexualidad abierta en oposición directa con el erotismo de Marilyn Monroe.

-Jane Russel:

La imagen icónica de ella descansando en una cama de heno con un gesto insinuante en su rostro causó un gran revuelo con la censura, en The OutLaw(1943)le valió ser un símbolo sexual.

-Elizabeth Taylor:

Elizabeth Taylor ganó su fundamental lugar en la revolución sexual por ser una de las primeras grandes estrellas a la que no le importaba dar escándalos. Junto con sus intensas actuaciones y sus ojos violetas le dieron una presencia sexual, enigmática y fascinante.

-Gene Tierney:

Gene Tierney fue considerada por el famoso productor de cine Daniel F. Zamuck como “la mujer más bonita de toda la historia del cine”. Sus rasgos perfectos y dulces, junto a un gran potencial como actriz hicieron de ella una de las artistas más sensuales de la época.

-Lauren Bacall:

Con su característico acento ronco y sus inquisitivas cejas Bacall parecía emerger de un rincón oscuro empapada de whisky, con su vestido negro de satén en “Tener y no tener” es memorable. Lauren Bacall era un tipo de símbolo sexual misterioso y magnético.

-Audrey Hepburn:

Lo que más destaca de Audrey es su elegancia siempre envuelta de sensualidad y versatilidad.

-Rita Hayworth :

Inolvidable Gilda, la femme fatal por definición, ella es todo sensualidad.

-Marlene Dietrich:

Una belleza exótica con una sensualidad elegante, andrógina y desafiante.

-Joan Crawford:

Es un símbolo sexual, la fuerza de sus marcados rasgos la convirtieron en una actriz de personajes apasionados e independientes. Su épica y densa lista de compañeros sexuales en la época dorada del cine así lo sugieren, Glenn Ford, Clark Gable, John Wayne, etc…

-Jean Harlow:

Conocida como la bomba rubia, fue una figura formidable en la historia de las sex-simbol. Con unas finísimas cejas a lápiz y una amplia sonrisa marco un tipo de belleza juguetona que perduro en el nuevo concepto de atracción femenina.

-Mae West:

Un mujer voluptuosa incorregiblemente insinuante y autora de una obra llamada, “simplemente, sexo”. Se dice que Mae West, inspiró los códigos de censura que padeció Hollywood durante décadas.

-Jayne Mansfield:

Fue toda una pionera, su figura de reloj de arena sigue siendo todo un símbolo de sensualidad, años posteriores Marilyn Monroe sería una versión de Jayne Mansfield más atrevida.

-Clara Bow:

Los labios en forma de corazón, y una mirada inocentemente coqueta demuestra que la década de 1920 no era tan ingenua como nos la pintan.