Las escorts y los personajes eróticos

En este articulo te explicamos... la relación entre las escorts y los personajes eróticos.

LA ESCORT PROFESORA DE AEROBIC

Lo llaman operación bikini… y ya estamos a mediados de junio, aunque me pilla un poco tarde decido apuntarme a un gimnasio cerca de casa y ponerme en forma…”siempre es bueno”… dicen… y me ayudará a verme mejor y estar mejor en general…

Es martes, salgo del trabajo y me dispongo a ir…

Una vez allí ...saco la ropa de deporte de mi mochila y me cambio… estoy allí... y después de una aburrida sesión en la sala de máquinas…por fin se abre el cielo…

Veo un grupo de chicas guapas que se dirigen a una sala; desde luego no lo dudo…dejo la bicicleta estática y voy hacia allá como un rayo…

“Va a empezar la sesión de Aeróbic” (escucho entre murmullos)…bueno, por mí perfecto…voy a probar algo diferente para distraerme…

Cada uno en sus puestos y a esperar...

Y eso, es lo que hago espero mientras me seco el sudor con la toalla y me refresco bebiendo un poco de agua…y ¡glups!casi me atraganto…

¡ufff es que lo que veo no es real!...sin duda es la profesora…

Tiene don de mando y además parece la figura de una escultural y sonriente muñequita que enfundada en un diminuto maillot y un mínimo short caminaba dando unas increíbles y gráciles zancadas hasta llegar al atril.

No le sobraba, y no le faltaba nada…

Como un imán su sonrisa encantadora y su voz encandilaba mi ser y me llevó a la primera fila “para llevar mejor los pasos”, le dije a ella…y para observar y deleitarme con sus encantos…(pues no era para menos…)

Empezó la música y con ella los ejercicios aeróbicos…

Nos daba las coordenadas pertinentes respecto a los pasos…”brazos arriba”…”dos pasos al lado”…

”ahora tres pasos atrás”…”levantamos la pierna derecha”…

Desde luego mi temperatura subía a un ritmo desmesurado, mi corazón quería salirse del pecho y los sudores invadieron todo mi cuerpo…

No podía parar de imaginar miles de cosas prohibidas con su cuerpo e imaginaba miles de posturas con cada uno de sus movimientos…

Mi mirada escudriñaba cada una de las partes de su cuerpo escultural y bello…

Quería que se quedara como un tatuaje en mi memoria…y que no se borrara jamás, para recordardarla como una fantasía en mis sueños…

Después empezamos con los saltos, su grácil y súper activa figura parecía flotar a cada paso…me volvía loco, su cara pícara, y esos ojos que brillaban como soles y que ahora se fijaban en mí y sonriéndome me gritaba….

”¡Más aaaltooo!”…y me vine ariba…

Cuando creía que no podía más otra vez me indico…

”Un poco más…¡aguaaantaaa!”…tenía que darle más duro; desde luego así me pondría en forma y si la profesora era ella con mucho gusto…

Quería seguir y ya no quería parar…pero entonces la clase acabó…

Sin duda quería volver a verla y seguir haciendo Aeróbic con mi musa...

Me había sentado muy bien y más bien estar con ella…así que cuando todos los demás asistentes ya casi se habían marchado me acerqué a ella y le pregunté…

”Disculpe señorita, cuando es la próxima clase de aeróbic”…y ella me contestó susurrándome bajito…

“Necesitas una puesta a punto y ponerte a tono…

Ven conmigo a Top Damas, allí seré tu escort madura profesora particular de Aeróbic, realizaremos ejercicios y posturas que te fascinarán…haré que te tiemblen las piernas… practicaremos el mejor deporte jamás conocido…el aeróbic del placer…”

 

LA ESCORT CHEF

Era más que evidente…estaba loco por ella…

Desde que aquella mujer era la chef desde luego había incrementado el número de clientes en el restaurante.

Yo era su ayudante de cocina…más comúnmente conocido como pinche de cocina…

Todas sus recetas eran tan deliciosas como su paladar y como esa figura que prometía tras su uniforme blanco de cocina…

Detrás de su casaca se adivinaba un generoso busto y una sutil y pequeña cintura…un cuerpo que era todo un pecado y de obligación cataría muy lentamente para después devorarlo sin piedad como haría con mi postre favorito…ese, que como ella, aunque ella más, y sin límites…me apasiona y jamás me sacia…

Me embelesa su dulce mirada, a momentos se torna picante…su ácido humor que me encandila…cuando quiere que la obedezca espolvorea la conversación con agridulces palabras pero jamás amarga mis días…ella es mi chef, y mi musa…

“Hoy te enseñaré bien a hacer el postre de la casa…”me ordenó…

”Tráeme los ingredientes…pinche,…de momento serán 150 gramos de azúcar y 6 huevos…” y nos pusimos manos a la obra.

Mientras ella batía las yemas de los huevos con el azúcar; yo montaba las claras a punto de nieve con una pizca de sal para que se mantuvieran firmes…

Después remojar la gelatina 5 minutos, calentar sin disolver, limpiar las fresas y triturarlas y ahora sí…mezclar todo…su parte, y la mía…

Mientras yo vertía mi mezcla en la suya, su mirada se clavó en la mía y saltaron chispas…

Con tanto movimiento, mi cuerpo había entrado en calor…me parecía tremendamente sexy como se mordía sus carnosos labios cada vez que hacía cualquier maniobra…

Fue entonces cuando me ordenó traer un molde y picar los trocitos de guindas confitadas para repartirlas en el soufflé…vertí el compuesto en el molde y lo puse en el frigorífico…desde luego no quería enfriarme…

“Estás aprendiendo mucho, y eso me encanta” me dijo ella…y siguió…

”qué crees que podamos hacer durante las 2 horas de frío que le quedan al soufflé?

“Yo…estoy a su cargo…”contesté…con una perfecta cara de picardía que dejaba entrever algo de malicia…

“Perfecto…contestó y siguió…”serás un ingrediente como los de mi soufflé nos fundiremos en una mezcla sublime digna de paladares exigentes donde el sabor original es su punto más atractivo y sublime…hagamos una pausa…seré tu escort y chef en el lugar más selecto de Barcelona, Top Damas…”

 

LA ESCORT SECRETARIA ERÓTICA

Este es mi primer día como secretaria de dirección en una importante empresa.

Llegó la hora prevista y me hicieron pasar a la sala de espera donde me presentarían a mi jefe.

A través de la puerta de cristal venía hacia mí un atractivo hombre muy elegante y de gesto muy distinguido…

”Seguro es él”…me dije, y en efecto…él era…

Nos dimos la mano y enseguida hubo conexión, y me dijo de ponernos enseguida manos a la obra…

Llevar su agenda, sus citas, sus eventos e incluso sus compras y números…

Tenía que ser de su máxima confianza y su mano derecha.

Nos pasamos toda la mañana organizando todo lo pertinente a cual tenía que ser mi labor y cuál era la política de la empresa…

Notaba que miraba cada uno de mis gestos mientras me hablaba con un timbre de voz tan atrayente como varonil, y observaba todas mis manías…como el de jugar con el bolígrafo a enroscar los mechones que se habían soltado de mi recogido sobre la cara mientras tomaba apuntes…

Se le iban los ojos hacia mi camisa desabrochada sin premeditación, que dejaba entrever mi picardía y sí…una ropa interior deliciosamente sexy…

Al sentarnos su mirada parecía no poder evitar perderse entre el cruce de mis piernas que se enfundaban tras unas divinas medias que acababan en unos elegantes y altos salones de tacón.

Son los encantos y las delicias que provee la corta falda de mi traje chaqueta…me dijo que era de su total agrado…

Cada vez sentía más tensión…se acercaba más a mí…él sentado en su silla y yo de pie cerca de su escritorio…

Sus ojos se clavaron en mis ojos que yo había decidido lucir con gafas puesto pensé que me darían un aire más profesional, pero aún así me desinhibí y le miré arrebatadoramente…

Él se siguió acercando más y más a mí hasta hacerme caer sobre él a horcajadas y me dijo:

“El estrés del trabajo es agobiante , pero un kit-kat con una colaboradora tan amable y atenta como tu es una buena terapia.

Quítate las gafas, y suéltate la melena…de lo demás ya me encargo yo”…me dijo mientras ponía las manos en mi camisa para desabrochármela aún más…

“Perfecto, le dije, cogiendo su carísima pluma y poniéndomela en mi recogido…por hoy hemos terminado el trabajo aquí, seguiremos con mucho más si quiere en Top Damas, allí seré no sólo su secretaria, sino también la más exquisita escort para usted, jefe , la colaboración siempre aporta ventajas ”

 

LA ESCORT SEÑORITA DE SERVICIO

Hace tiempo que lo llevo pensando…me ronda por la cabeza…

Desde luego necesito más tiempo libre y odio pasarme los fines de semana haciendo las labores del hogar.

Necesito una mano…es evidente.

Le haré caso a mi jefe por una vez en la vida y llamaré a aquella agencia de empleadas de hogar por horas a domicilio...

En efecto, pacté con ellos, sábados, cuatro horitas por las tardes. Todo a fondo. Suelos, cristales, planchar…

Llega el sábado, 4:30hrs de la tarde y suena el timbre.

Cuando abro la puerta una grácil y hermosa joven mujer pregunta por mi nombre y apellidos y en efecto, yo asiento, me sonríe dulcemente con un gesto tan tímido y agradable que me hace sonrojar a mí…es entonces cuando la invito a entrar.

Lleva ropa cómoda y deportiva pero me dice que debe ponerse el uniforme que les facilita la agencia.

Le enseño toda la casa y todo el arsenal de limpieza y se mete en el baño para cambiarse y empezar la faena.

Mientras me acomodo en el sofá y me pongo a ver una peli, no puedo evitar cambiar el rumbo de mi mirada a tan bella imagen…

Es ella que ya cambiada de imagen…se acerca a mí rabiosamente sexy e irresistible…

Su uniforme la hacía ver todavía más bella…un corpiño ceñido cuyo escote quedaba desabrochado dejaba percibir la exuberancia de unos firmes y magníficos senos y una cortísima falda con mucho vuelo me hacía soñar en mil y una cosas prohibidas cada vez que se inclinaba sacar los platos del lavavajillas…

Es entonces cuando dirigiéndose a mí…despierto y caigo de mi sueño fantástico…

“Señor, ejem…Señor… me podría facilitar una escalera para limpiarle a fondo las estanterías…es que están llenas de polvo???

“Disculpe no sé en que estaba pensando, si por supuesto…señorita…”

Mientras se subía a las escaleras, pude retomar mi fantástico sueño…

Ahí estaba yo embobado mirando sus estilizadas y preciosas piernas que cual ángel subía poco a poco mostrándome al final el cielo eterno…

Si…entre sus piernas se escondían unas braguitas de encaje que parecían juguetear al mismo son que el plumero para mi deleite y disfrute…

El tiempo se me había parado.

Me sentía parte del mobiliario; y así ella me lo hizo saber acercándose a mí y cogiéndome por la corbata de la forma más sensual jamás conocida…me susurró…

”Caballero, le veo casi inmóvil,¿" quiere que le quite un poquito el polvo también a usted”?...a lo que yo contesté…”mmmm…¡se me ocurren tantas cosas contigo!”

Y ella me contestó…”Te puedo adivinar el pensamiento y si queda algún rinconcito al que no llegue mi plumero me lo explicas al oído…acompáñame a Top Damas un lugar selecto y discreto, donde seré tu escort o tu sexychacha…allí realizare tus deseos más íntimos realidad, incluso los que todavía no has soñado…”

 LA ESCORT AZAFATA DE VUELO

Estoy acostumbrado a viajar.

Aquel día tocaba. Barcelona-Madrid y bien temprano.

Me subí al avión y me coloqué en mi asiento al lado del pasillo, subí mi maleta de mano en el compartimento superior.

Como siempre y acostumbrado…la misma rutina de los tripulantes de cabina, ni siquiera presté atención a las instrucciones de seguridad que daban las azafatas…

Dije bien… “no presté atención”… hasta que zás!!!…

Dejé la distracción de la prensa que estaba leyendo, atrapado por la encandilante voz que tras un carrito con productos de desayuno me preguntaba:”Que desea caballero?” a lo que yo contesté…”Con un poco de café solo bastará…”

Jamás había visto semejante belleza, ni en la tierra y mucho menos en las alturas…era el sueño de cualquier ser viviente…

Tenía unos maravillosos ojos que destilaban dulzura y picardía y una sonrisa perfecta que parecía sacada de alguna portada de clínica dental, que adornaba unos sensuales y carnosos labios que te hacían soñar en miles de cosas prohibidas…

Mientras me servía el café…observaba su roja corbata a juego con su boina roja…

Que daría por deshacerle la corbata y poder ver algo más…la camisa blanca hacía que se transparentara un poco su ropa interior…sólo quería ver un poco más…que fantasía tan poderosa…

En ese instante nuestras miradas se fijaron la una con la otra…

No lo podía creer, pero si, había atracción mutua o eso parecía…

Fue entonces cuando con esa misma misteriosa mirada me señalo el lugar, nos veríamos en el baño y me hizo saber también la hora… con los dedos en su reloj…en 30 minutos…

Media hora que se me hizo eterna, y en la cual y en la cual mi mente, más rápida que el avión, ya había recorrido su cuerpo mentalmente y había imaginado demasiado…

Estaba tan nervioso…no podía parar de sudar…

Por fin llegó la hora…ella estaba allí y me acerqué…

No sé como lo consiguió, pero me metió con ella dentro del baño y acercándose a mí me dijo…

“Dentro de poco aterrizaremos… quedamos en Top Damas, si quieres volver a subir a las alturas yo sabré llevarte y hacerte tocar las nubes del cielo”…pregunta por mí.

Me dió una tarjeta y salió con una sonrisa picara y burlona, por supuesto después de la cita del trabajo aterrice en Top Damas y allí estaba maravillosa e inolvidable. 

LA ESCORT DIRECTIVA

Son las nueve menos diez y ahí estoy…

Plantado como una estaca en la oficina como nunca antes lo había hecho…

Hiperpuntual…perfumado, cabello engominado y traje perfectamente planchado e impoluto…

Cuidados y detalles solo por y para ella pues mis ojos ya tenían dueña desde que llegó al mando y con él se apoderó de mi voluntad…ella es mi jefa…

No me puedo resistir a ese inalcanzable sueño…

Me gusta seguir sus órdenes y para mí es un placer obedecer a tan bella y escultural mujer que toma vida y se hace real para estar dentro cuerpo humano de curvas perfectas…

Ciertamente trato de concentrarme en la faena y de sincronizarlo con el sonido del tic-tac del reloj que se hace eterno hasta que son las diez y diez…su hora…la de la jefa…la hora de la tensión, en la que todo debe estar en orden para que ella sienta complacida y satisfecha.

Desde la lejanía del pasillo de parquet se escucha el paso de sus tacones que lleva con elegancia, siempre altos, con unas piernas envidiablemente hermosas que es imposible no mirar;

Su paso es firme armado de valor; es la líder que nos da las coordenadas con una fuerza tan sensual que me enamora…

No le importa lucir su escote tras esas transparentes blusas que me vuelven loco a mí y todo el personal de la oficina, para después ponerme recto y traspasarme con esa preciosa mirada gatuna de mujer fatal que solamente ella posee…

Me llama y sin pensarlo entro raudo en su despacho , me queden extasiado ante la visión de una diosa ,

Le dije que si deseaba algo de mí , mientras ella me miraba como una tigresa y con esos carnosos e imperiales labios rojos , me dijo :

No te sorprendas ya sé cómo miras y hoy quiero que hagas todo lo que yo te mande…

No te preocupes, déjate guiar soy tu jefa hoy me acompañaras a mi local de encuentros personales más selecto de Barcelona.

Se llama Top Damas, sólo allí realizo mis fantasías diarias realidad…sin teléfonos ni toques de puerta.

Por supuesto conteste yo, soy todo tuyo.