Las escorts en la actualidad

escorts actuales

El nuevo oficio ser una escort de alto standing... las escorts en la actualidad y la evolución.

En los últimos años se han producido grandes cambios sociopolíticos y económicos en todo el planeta, el fracaso de las economías planificadas del comunismo, el peso demográfico de Asia, con India y China en particular por su apertura creciente como mercados muy productivos... los conflictos de los Balcanes y los países árabes, la necesidad de energía y su consecuencia “las burbujas económicas”, el cambio climático con todo tipo de desastres futuros etc….

En particular en el mundo occidental, los países europeos tienen ya la forma de una pirámide demográfica y energética invertida. Cada vez vivimos más y con niveles más altos de calidad de vida, lo que requiere una mayor necesidad de recursos económicos y humanos.

La energía es la base del desarrollo de la económica y por lógica facilita nuestras necesidades, pero esta demanda no rebaja los costos, muy al contrario , mientras más necesitamos, más caro nos cuesta todo, por lo que la dependencia energética es un gran freno y un gran riesgo para las sociedades desarrolladas que desean evolucionar positivamente en su bienestar.

Las nuevas fuentes parecen dar esperanzas a un mundo que cada vez se parece más a una torre de Babel, donde todo es necesario y justo pero no hay quien lo pague.

Es la era de la globalización, del cambio analógico al digital, de la economía del átomo a una economía mixta de bits ,convirtiendo la economía en un casino financiero donde agentes robotizados especulan de una forma automática con productos que sólo existen virtualmente (training de alta frecuencia, 6 de mayo 2010).

Esta cantidad de avances nunca pensados en épocas pasadas tanto en comunicación, desplazamientos, medicina etc... crea un entorno cambiante que muchos califican de humadigital: una derivación creada a partir de las nuevas tecnologías, donde las necesidades humanas son atendidas por máquinas que predicen nuestras necesidades y deseos.

Por otra parte somos capaces de confesar inocentemente nuestras situaciones personales virtualmente, en cambio en la sociedad no virtual es difícil percibir el mismo nivel de creatividad, sensibilidad o tolerancia, y el individualismo es el que se utiliza en la práctica y los ideales virtualmente.

Pero no todo es negativo, la economía digital está generando una nueva forma de trabajo, la del valor añadido del conocimiento en red, que pone cada vez más en alza las necesidades humanas.

Con la internacionalización de los retos sociales que la humanidad de forma global se plantea, es posible que de una vez se cambien las cosas que han funcionado durante mucho tiempo y que hoy día ya son inútiles o injustas.

El gran recurso virtual con sus excesos y reequilibrios es la gran voz que puede acelerar la consecución de un mundo más humano, tolerante y justo. Esta época multicultural y apasionante podría ser la de las luces que iluminan las sombras.

Las escorts en la actualidad evolucionamos:

Es el hábito de pensar y razonar el que ha llevado al ser humano de las cavernas al cosmos, por lo que analizar y aprender nuevos conocimientos nos llevan a evolucionar con sabiduría. Este continúo ejercicio comparativo ante lo aprendido y los nuevos conocimientos, fundamentan las propias conclusiones que dan sentido a nuestras opiniones y valores, lo contrario sería lo de “el sentido común es el menos común”.

El fruto de los nuevos conocimientos son las innovaciones y en el sentido que nos interesa a las escorts, es hacer entender a la sociedad que no somos bichos raros y que merecemos el mismo respeto por nuestro trabajo o nuestro concepto de la sexualidad, que cualquier profesional demanda para el suyo.

Y ya no es tanto una situación de trasformación social si no una transición de la moral sexual de las propias mujeres, la que nos facilitara la normalidad o la excepcionalidad al trabajo de las escorts.

Como en todo, los riesgos existen, pero las escorts maduras ya estamos acostumbradas a asumir retos y consecuencias, por lo que esta especie de aceptación o respeto social sería una innovación en la evolución de la sociedad hacia todas las personas que ejercen este trabajo, mejorando sus condiciones que en ocasiones parecen más de siglos pasados que de este, entendiendo que eligen libremente esta profesión como una opción más puntual o menos en sus vidas.