La envidia como pecado secreto

envidia pecado secreto

La envidia forma parte de uno de los grandes siete pecados capitales: la soberbia, la gula, la avaricia, la pereza, la lujuria y por último , la maldia envidia....un pecado secreto...

La envidia, es la emoción más generalizada y penetrante del resto de las seis infracciones, ya que la avaricia se puede generar a partir de la envidia, que también se hace patente en la gula y la lujuria, y forma parte de la ira y la soberbia aunque sea más oculta y latente.

Es de todos los pecados, el menos divertido, y quizás el más oscuro o malévolo, ya que puede llevar a su cargo a todos los demás, y aunque pueda ser el más sutil y disimulado, o al menos, el más difícil de reconocer,es sin duda, el menos productivo tanto para el que la padece como para el que la manifiesta.

El origen de la envidia , como el de la inteligencia es desconocido, y curiosamente todos los filósofos que escribieron con mayor agudeza sobre esta, eran solteros: Kant, Kierkegaard, Shopenhauer y Nietzsche .

- Kant, analizó y clasificó la envidia como deporte provinciano y abominable , advirtiendo que en una sociedad equilibrada, donde el objetivo principal es la igualdad, la envidia tiene grandes posibilidades para su desarrollo. También la clasificó de impulso natural, una pasión que no solo angustia y atormenta al individuo, sino que trata de destruir la facilidad o la suerte de los otros.

- Nietzche da por sentado que el hombre pobre de espíritu envidia al generoso de espíritu.

- Según Shopenhauer, el hombre es un ser salvaje, el objetivo es domesticarlo y reeducarlo, recordándonos que la envidia se acaba colando en el alma de cualquier alma viviente y normalmente siempre vendrá acompañada de odio, y que la envidia nunca puede percibirse en las capacidades innatas y el talento de personas de una inteligencia extraordinaria, un don específico... etc..…

- Lord Chesterfield afirma que la gente odia aquellos que le hace sentir su propia inferioridad, y afirma que los que tienen menor confianza en sí mismos son más envidiosos que los demás, también los más débiles y cobardes.

- Actualmente, también hay múltiples opiniones que sostienen que la sociedad capitalista, que defiende el mercado libre, fomenta la competencia incitando a comprar más y más, aliada junto a la industria publicitaria la cual se la considera también como una gigantesca máquina creadora de envidias al fomentar necesidades y deseos.

¿Nacemos o nos hacemos envidiosos ?

Los testimonios de la envidia ya se reflejan en el pasado lejano, tenemos a Caín que mató a su hermano Abel por los sentimientos de envidia..

De los diez Mandamientos el sexto es el que más afecta a la envidia, y dice así: “No codiciarás la casa de tu vecino, tampoco su mujer, ni su buey ni su asno, ni nada que le pertenezca” .

Los grigos consideraban la envidia como una parte más de la naturaleza humana que se manifestaba con intensidades diferentes en las personas, y creían que no se podía erradicar, por lo que trataban de apaciguarla tratando de que nadie sobresaliese demasiado del resto de compatriotas .

Un ejemplo de esto es el exilio de Arístides el Justo , quien segun Plutarco fue apartado de la sociedad por un exceso de virtud ," estoy harto de oir que le llaman justo en todas partes "( dicen que exclamo un ciudadano ateniense)...

Para los freudianos la envidia es la que hace girar el mundo,, "complejo de edipo" , "envidia del pene " , "envidia entre hermanos" etc....la envidia siempre muestra su cara como un pecado secreto...

Todos vivimos en tres niveles de la existencia: la persona pública, la persona de familia y amigos y la personalidad profunda. Esta última es la que sólo la persona misma conoce, sus aspiraciones, resentimientos, fantasías y deseos que no suele desear exponer al conocimiento ajeno.

En este nivel profundo es donde reside la envidia, en esta región manda el subconsciente o inconsciente… y ante la eterna pregunta de: por que él o ella si?...Y yo no?..., o, Por qué yo sí, y él o ella no?... surgen los sentimiento de injusticia natural en la comparativa de la sociedad en la que vive , dependiendo de su cultura, sexo, religión, economía, etc…sus respuestas inconscientes seran muy diversas.

Celos , Envidia, Beligerancia…No es lo mismo…

Entre la envidia y los celos, los más intensos suelen ser estos últimos, que acostumbran a ser más realistas, sobre todo porque no siempre desempeñan un papel sexual.

Uno está celoso de lo que uno tiene, pero el envidioso de lo que tienen los demás…

Los celos no son siempre peyorativos, al fin y al cabo , uno puede estar celoso de su dignidad, de sus derechos , de su propio honor o de su intimidad.

No deberíamos tampoco confundir la envidia con la beligerancia, por ejemplo :

Cuando uno desea algo y lucha por ello compitiendo con mayor y menor agresividad, lo hace cara a cara y eso cambia el sentido negativo y valdio de la envidia.

La envidia nunca es razonable y abierta…es silenciosa, hostil, fría y secreta…como un deseo impotente de rencor oculto y mortificante… que reconcome y consume a quien la siente...

“Mira a los ojos de quien más se inclina ”

La envidia produce seres ambiciosos y excéntricos en el mejor de los casos, y en el peor , seres destructores que prefieren que todos se hundan en la tristeza o la mediocridad, antes de que nadie sea más feliz o más poderoso que ellos .

La envidia es el gran rasero: si no puede elevar las cosas, las rebaja…por eso uno de los principales componentes de los ingratos es la envidia, lo cual hace que los envidiosos (según “Kant”) intenten destruir la felicidad de los demás.

El envidioso suele recurrir a la ironía , que es el arte de decir una cosa cuando quiere decir otra. También se detecta la envidia con un excesivo desprecio aunque vaya dirigido a uno mismo sobrevalorando las situaciones.

Una estrategia de la envidia es contar con su objetivo deseado, utilizando una llamarada de cumplidos, esto no sólo obedede a su necesidad de camuflarse con el traje de la admiración, sino también a la codicia de la persona, que deseea poseer todas las cualidades que inicialmente desatan su envidia.

Dónde termina el sentimiento de injusticia y empieza la envidia?

No siempre es fácil diferenciar o separar la envidia de un determinado sentido de justicia. Uno ve algo, lo quiere y siente que es justo y sensato que le pertenezca a él y no a la persona que lo tiene. Pronto pierde todo el equilibrio y perspectiva sobre lo que envídia. El envidioso más inteligente sabrá contenerse y tratara de no descubrirse con palabras, pero si lo es menos, perderá el control y hablará tan a menudo del tema que llamará la atención con sus sentimientos de competencia.

El enfado del envidioso suele ser más por la buena suerte inmerecida que por la merecida , pero se intuyen más sentimientos personales que amor a la justicia.

La envidia es un veneno cruel, casi todos hemos sido víctimas y verdugos...

Pero he aquí algunas preguntas… Por qué no envidiamos a Bill Gates?? Pero sí al compañero o vecino cercano que gana más que nosotros en el mismo puesto…o es más atractivo, o simpático, o talentoso???

La envidia es un sentimiento demasiado feo como para admitirlo abiertamente y cuida su camuflaje tanto que suele esconderse en lo mas profundo de sí mismo.Aunque suele arremeter con suma facilidad en cuanto alguien sobresale ligeramente del montón.

Envidia entre sexos:

Quienes sienten más envidia los hombres o las mujeres?

Cabe decir que la envidia de los hombres es más extensa que la de las mujeres. A los hombres todo les parece posible, hasta lo que es altamente improbable.

¿Es posible que la mayoría de los hombres no envidien a las mujeres porque las conciben como un premio para sus vidas? ahora que su liberación les permite entrar en la magnífica lotería de las recompensas mundiales, podemos pensar que también muchas cerán presas de la envidia…deseos que estimularan sentimientos de competitividad, expectativas fantásticas…decepciones irritantes…

Estudios sociocientíficos avalan que los hombres sienten más envidia en el ámbito puramente sexual. Es decir , para ellos lo que ofende no es su apariencia, sino lo que puede obtener de ella.

La atracción de mujeres es tal vez el deporte masculino más antiguo que existe, y cuando alguien va demasiado bien pertrechado para practicarlo, genera automáticamente la envidia hacia esos hombres que son capaces de atraer la atención de mujeres.

Lo que las mujeres envidian de los hombres es lo que podría decirse que ha creado el movimiento feminista de una forma generalizada. Envidian la libertad de elegir profesión y pareja o la posibilidad de vivir con la misma comodidad que los hombres.

Uno de los grandes motivos de las envidias entre mujeres es la mera belleza.

Según Shopenhauer ”Una mujer realmente hermosa no tiene amigas”. Podemos imaginar la envidia de unas cuantas mujeres hacia una mujer, que capta el interés de los hombres de la sala. También la envidia que siente una mujer con respecto a otra por el mero hecho de haber tenido mejor suerte que ella en la vida.

Qué es lo más envidiable??

Qué es lo que el mundo define como envidiable?

Como carácter general, la riqueza, la belleza, el poder, el talento,los conocimientos y tecnicas, pero lo más es una extraordinaria buena suerte…(también podríamos añadir juventud, especialmente en la actualidad).

Algunas de estas capacidades son dones natos, otros requieren esfuerzo y los menos el azar de una buena estrella. Pero todos ellos colocan a los poseedores en ventaja respecto a los demás .

La envidia en la Política:

La política es generadora de envidias por su capacidad de poder, existen en todas las corrientes, capitalistas , socialistas, populistas etc...

Algunos afirman que la avaricia es el pecado de las sociedades capitalistas, y la envidia es el de las socialistas. Pero mirándolo de un modo más optimista, algunos afirman que la avaricia es poco más que envidia con deseos de emulación.

Los politicos de la actualidad gobiernan para el futuro con las armas del pasado, llevan a cabo estrategias llenas de incognitas , crean situaciones donde las injusticias se dan incluso con las leyes más justas...la burocracia , los tiempos de palacio,las minorías ,los buitres etc... como en una hoguera de vanidades hacen que el sentido común sea lo menos importante o lo más complicado y como en la antigua grecia el " ostracismo "es el peligro al que se arriesga las personas que desean destacar por su trabajo y como ya sabemos todavía hay familias incluso de amigos.

Disfrutar de la caída...

En términos generales, la sensación de disfrutar de la caida (aunque tan sólo sea de los que están más altos) es una conducta totalmente integrada en el ser humano, a la sociedad cruelmente le reconforta saber que a veces no somos tan desgraciados como otros, o incluso en ocasiones creemos que son merecedores de esas caídas.

Algunos psicólogos creen que la fuerza motriz que impele esta alegria morbosa no es la envidia, sino el resentimiento.

Pero el resentimiento suele ir detrás de la envidia, es un estado mental que genera en quien lo posee un sentimiento general de rencor y amargura hacia la vida.

Sólo cuando no se puede hacer nada contra aquello que se envidia comieza a odiarse y la necesidad de venganza acaba convirtiendo el sentimiento inicial en resentimiento. La crítica que hace el resentimiento por la notoriedad ajena no busca la erradicación de aquello que se considera erróneo o maligno, si no que espera su propia destruccion como un justo fin.

“La envidia es mejor despertarla, que sentirla”…

La envidia es fria, callada, cortante , estéril, embota el pensamiento y la generosidad, sofoca cualquier esperanza de paz y acaba por consumir el corazón...la envidia es mejor despertarla, que sentirla...