La energía sexual en el Tantra

El Tantra se creó hace más de cinco mil años en la India, y buscaba rebelarse contra la religión organizada, que decía que la sexualidad debía ser rechazada para alcanzar la iluminación. El Tantra planteó la sexualidad como una puerta a lo divino, en la que se enseñó a prolongar el acto sexual y recanalizar la energía orgásmica.

La energía sexual fue investigada por los tántricos durante miles de años. Contrariamente a la educación represiva occidental, el Tantra tiene un ritual llamado maithuna, donde se pretende que la mujer y el hombre se sientan en armonía con la energía de la sexualidad. No se condena el sexo con la idea preconcebida del libertinaje, sino que se es tomado como un arte, como una ciencia, como un acceso a niveles profundos de consciencia.

¿A qué ser humano no le gusta el placer del sexo? , ¿Por qué reprimirlo? , ¿Por qué dejarse dominar o poseer? , en el Tantra, el sexo busca compartir energías sin interferencias que condicionen la mente, fluyendo la energía sin culpa ni ideas de pecado. El sexo ritual (maithuna) es un medio y no una meta, se usa para que la energía psico-espiritual o kundalini, se despierte en la zona sacro sexual y ascienda por el conducto de la columna astral, (sushumna) hacia la cabeza (el chakra de la coronilla, sahashara) provocando la iluminación.

Paso a paso el cuerpo se torna flexible y fuerte alimentándolo de energía que nos purifica de las emociones y pensamientos, hacemos el camino a la sanación, como todo en la naturaleza.

La energía sexual es sagrada y portadora de vida:

La energía sexual es fuente de placer, de vida y de meditación. No usa el sexo como una descarga genital sino como un intercambio de energías femeninas Shakti y masculinas Shiva para sentirse uno sólo y lo mismo.

El Tantra aconseja como muy importante la no eyaculación en el hombre. La energía que normalmente es liberada hacia fuera en la eyaculación puede transmutarse en “oleo vital” (ojas Shakti), un poder espiritual que ascienda por la columna astral y activa los siete chakras de la consciencia.

En esta activación la energía se eleva, justamente con la percepción de la luz interior como una puerta que se abre al infinito.El Tantra sostiene que en un comienzo fuimos un solo ser, mitad mujer mitad hombre. El sexo, que etimológicamente significa dividir, cortar, separar, fue lo que provocó el juego, el volver a encontrarse para ser uno otra vez. A través de la energía sexual estimulada surge la manifestación de la energía psico-espiritual (kundalini), traducida en actos creativos, intuiciones, inspiración, vitalidad, capacidad para conocer los procesos internos con un sentido poder.

En el círculo energético tántrico el inicio de la unión sexual es chispa y fuego a la vez, sin principio ni fin donde se mantiene el placer sin que llegue a consumirse y no una competencia para consumarlo.

Aceptando el deseo los cuerpos no pierden energía, si no que se revitalizan en una comunión que traspasa las fronteras de lo personal a lo transpersonal, disolviendo los egos en una consciencia absoluta.

El sexo es tomado como meditación y son normales los orgasmos múltiples, llenando de éxtasis el amor mutuo que nos eleva de un mundo dolorido a la gracia del reino del Maestro de todos los tiempos.

La práctica de canalizar la energía sexual y reconducirla al cerebro es una poderosa estimulación neuronal, armonizando los dos hemisferios del cerebro.

Ayuda a una mejor comunicación con nuestro subconsciente desarrollando los sentidos psíquicos en un autoconocimiento y superación personal, la capacidad para vivir en el aquí y en el ahora, tomando decisiones en busca de la armonía.

El Tantra es una continua invocación del amor, el amar a la vida y a todos los que nos rodea en una consciencia plena del gozo de vivir.

Beneficios del Tantra para la vida en pareja:

En el sexo convencional las personas buscan llegar al orgasmo preferentemente por una relación genital.La sexualidad en el Tantra busca estar más atento a todo lo que se siente, especialmente al sentido del tacto y a la respiración. Es importante dar y recibir, incluir cosas como los masajes del cuerpo completo, para aprender más de los centros de placer de la pareja e incluir nuevas formas de relación en la cama, rompiendo los tabúes y facilitando una mejor comunicación entre amantes, no sólo en la cama sino también fuera de ella.

El sexo tántrico mejora nuestra salud, ya que se considera a la energía sexual es capaz de regular las hormonas reduciendo los niveles de estrés y produciendo serotonina. Esto se debe a que el sexo tántrico diferencia orgasmo de eyaculación, y el control de la última permite conseguir múltiples orgasmos.

En este ritual, la pareja se adora el uno al otro como si fuesen deidades, con un profundo respeto. Es una experiencia donde se mezclan las sensaciones físicas y emocionales, gracias al flujo de energía de la pareja

La práctica tántrica ayuda a una mejor comprensión emocional en la pareja y a superar los conflictos y resentimientos que puedan tener conscientes o inconscientes, el hombre o la mujer. Si hay algo negativo en el interior de alguno debe ser sacado para analizarlo, comprenderlo, Asimilarlo y cambiarlo o transmutarlo si es necesario, ayudando a la autoestima, la capacidad de amar, el desarrollo del poder personal, para la mejora global de la vida en pareja.

En los rituales tántricos hay un gran culto a lo femenino, por considerar a las mujeres como la encarnación del Poder Fecundo de la Naturaleza mágica.Satisfacer plena y totalmente a la mujer aumentando la capacidad femenina del placer de tener orgasmos es algo necesario en el Tantra, pues convierte a la mujer en una mujer amante haciéndola más activa, despierta, desinhibida y colaboradora en la búsqueda de un gozo mutuo más total.

Para el hombre aporta una mayor confianza, intimidad, comunicación, y plenitud sexual entre ambos amantes fomentando la fantasía, la capacidad erótica, las habilidades de comunicación y la capacidad de satisfacerse.

El sexo en el ritual tántrico:

-Debemos compartir con la pareja espacios íntimos donde no solo fomentemos la sexualidad si no la conversación implicada en comprender su opinión de lo que le rodea sus esperanzas, sueños y ambiciones. Esta complicidad en pareja permite fomentar la unión y despertar la pasión.

- En la fase preliminar donde nos preparamos para el acto sexual se llevan a cabo intercambios de placer erótico como masajes y caricias con las manos, lengua, cabello, torso etc... creando una conexión íntima, para conseguir el éxtasis sexual el mayor tiempo que podamos.

-Los preliminares de sexo tántrico se deben realizar con movimientos lentos y controlados, alternando la acción, es decir mientras uno de los dos recorre las zonas erógenas de su pareja, ésta debe permanecer pasiva, para que disfruten al máximo de todas las sensaciones de placer.

- Luego de esta etapa entramos en el juego del sexo, con todo tipo de elementos y posturas que queramos utilizar. Las diferentes posiciones sexuales permiten balancear la energía masculina y la femenina, liberando los roles de género.

De acuerdo con Tantra Touch, las posiciones del sexo tántrico deben durar cierto tiempo para que la pareja se relaje complemente y transmita su energía a través de los chakras. Una forma de mejorar la experiencia con el sexo tántrico es practicando yoga, por el manejo de posturas y respiración, ayudando a equilibrar mente, cuerpo y potencia sexual.

Cada pareja es un mundo y las cosas deben ser diferentes para cada uno, pero si te gustaría experimentarlo, estas son algunas posiciones del sexo tántrico:

-Vaidhurit: Los dos miembros de la pareja se sientan y se sujetan mutuamente de la nuca , mientras se penetran lentamente.

-Padm: El hombre se sienta con las piernas cruzadas y la mujer se sienta en su regazo, rodeando el cuerpo de él con sus piernas. Para realizar los movimientos sexuales el hombre apoya las manos sobre los hombros de la mujer.

-Unpapad: Permaneciendo él sentado mientras ella levanta ligeramente una pierna, y sosteniéndola por la pierna él inicia la penetración.

-Panipash: Él toma los pies de ella y ella viceversa, mientras él realiza la penetración.

Recomendaciones...

-Conseguir la armonización de las respiraciones consciente y profundamente para lograr una sincronización de ambos.

-Hacer las posturas con lentitud.

-Hacer el amor buscado el contacto visual con la pareja.

-Utilizar cosas que nos excitan, que pueden ser desde un vestuario hasta una pluma o una tela.

Las escort y el Tantra:

Evidentemente después de toda la información que tenemos de las creencias del Tantra y sus rituales es difícil entender que una escort masajista o no, pueda llegar a ejecutar medianamente la envergadura que tiene esta creencia milenaria.

Una escort ofrece satisfacción sexual puntual, pero difícilmente puede llegar a ese grado de complicidad que requiere el sexo tántrico, entendiendo que el amor es vital para su correcta realización, o al menos un conocimiento y complicidad de la pareja intenso, que es difícil que se de en el mundo del trabajo sexual por muy liberal que se sea.

Otra cosa es el sentimiento de aprecio y cariño que la mayoría de escorts tienen con sus clientes habituales, pero confundir una relación sexual satisfactoria con un intercambio de energías cósmicas es como poco no entender la diferencia entre el cuerpo y la mente, que en el caso del Tantra los une con algo inimitable “el amor “.

Aun así creo que el Tantra es una creencia mística como muchas otras, pero ciertamente algo de verdad ha de haber en la energía sexual, pues es famosa y doy fe de ello, la inteligencia de las llamadas “escorts maduras” como mujeres con un sexto sentido y con una gran agilidad mental para vivir la vida con todo en contra o con “burcas” psicológicos, pero con un espíritu luchador y positivo.