Estrategias de desarme en la seducción

ESTRATEGIAS DE DESARME

La estrategia del suspense , La calculada sorpresa!

Debemos sorprender a nuestra víctima con alguna acción pícara, atrevida o poética….

Todo lo que sucede de improvisto y natural siempre resulta muy seductor así que debemos aprender a utilizar el truco del factor sorpresa.

La gente está normalmente aburrida de sus vidas y nosotros debemos otorgar esa nueva emoción que les espera al torcer la esquina.

Una emoción que les libere un poco y la cual les permita dejarse llevar, cediendo el control al otro, lanzándolos en direcciones inesperadas. Esa curiosidad los conducirá cada vez más a nuestras redes .

La estrategia oratoria seductora …el poder de la palabra...

La esencia del lenguaje seductor reside en hacerle escuchar a la víctima todo aquello que desea oir, embriagándole con una oratoria seductora: dejemos que sea él/ ella quien interprete lo que quiera…debemos envolverle con fantasías, palabras dulces y promesas…de esa forma no sólo aliviaremos sus inseguridades, si no que nos escuchará verdaderamente y no podrá resistirse a nosotros.

De la misma manera podemos utilizar la escritura para suscitar en nuestra víctima todas las fantasías y convertirnos en su ideal de amor.

Los mensajes de amor deben ser insinuantes y sugerentes, sin dar sermones ni explicaciones.

No nos pongamos sentimentales pues resulta demasiado cansado y directo.Los pensamientos que se plagian en la escritura no deben nunca estar terminados pues no hay nada más erótico que la nota corta y abrupta. Nuestros mensajes tendrán más carga sexual si las hacemos además de cortas, más frecuentes e incluso más desordenadas.

“La estrategia de víctima”:

Tantas maniobras a la hora de seducir pueden destapar todas nuestras estrategias.

Para lograr confianza y no suscitar ningún tipo de sospecha lo mejor es hacer que la otra persona se sienta superior y más fuerte y la mejor manera de hacerlo y tapar cualquier huella es mostrar nuestra ”sinceridad” bajo un papel de víctima y debilidad física ayudándonos de armas como las lágrimas,la timidez, la palidez, que ayudarán a crear este efecto y de este modo , transformar la compasión de la otra persona en amor.

“Estrategia fantasía hecha realidad , la ilusión perfecta”:

Ninguna seducción puede avanzar sin crear la ilusión, es un sentimiento que es real pero que está separado de la realidad.

Nuestra tarea como seductores es hacer que la fantasía cobre vida real en la vida de nuestra víctima, ya sea encarnando una figura fantástica o creando un escenario que se parezca a sus sueños.

Las víctimas ideales son las que tienen algún sueño reprimido o algún sueño no realizado, pues podremos crear en ellas las ilusiones que quieren vivir.

La gente quiere creer en lo extraordinario y con cierta estimulación mental caerá en nuestra ilusión.

Para ello debemos hacer creer a nuestra víctima que por nuestra intermediación se harán realidad sus sueños.

Debemos hacerlo despacio para ganarnos su confianza y poco a poco construir la fantasía adecuada a sus deseos.

Podemos añadir ligeros toques fantásticos a nuestras palabras o algún gesto ocasional que nos otorgue una ligera irrealidad.

Debemos apuntar a los deseos ocultos que han reprimido o frustrado y de esa forma suscitar emociones que alteren su razón.

La ilusión perfecta es la que no se aparte demasiado de la realidad, pero que posee un toque de irrealidad como cuando soñamos despiertos.

Una vez que nos hayamos dado cuenta que la conquista se ha conseguido y ha picado el anzuelo podemos ahondar más y más en la fantasía…llegados a ese punto de confusión en el que el seducido ya no puede precisar entre la ilusión o la realidad, ya no tendremos que preocuparnos por la verosimilitud de nuestras fantasías…

"Creemos la necesidad de necesitarnos"

Antes del deseo, debe haber dolor. Debemos crear una herida que la podamos abrir una y otra vez.

La ansiedad y los sentimiento de carencia son los precursores de todos los deseos. Sin ellos es imposible la seducción. El dolor y la ansiedad son precursores propios del placer. Debemos aprender a fabricar la necesidad de nuestra ayuda.

“Estrategia el efecto del aislamiento”:

Debemos llenar su campo de visión con toda la atención y el placer que les prestamos para que desalojen todo lo demás de su mente. Debemos lograr que a nuestro lado se sientan en el limbo: dejan al lado un mundo atrás para pasar a otro.

Una vez solas, carecen de apoyo externo y en su confusión se dejan conducir fácilmente.

Una persona sola es débil, al aislar lentamente a nuestras víctimas estas se vuelven más vulnerables a nuestra influencia.Recordemos que la gente anhela en secreto ser guiada por alguien que sabe donde va.

Puede ser un placer dejarse llevar, e incluso sentirse aislada y débil, si la seducción se realiza lenta y agradablemente.

Atraigamos a las víctimas a nuestra guarida, donde nada les resulta familiar.