Disfrutar del sexo anal

Sexo Anal

 

El sexo oral y aún más el sexo anal, siempre ha sido un tema tabú dentro del mundo de la sexualidad.

Esto es porque no todas las personas logran alcanzar el clímax con su práctica.

El orgasmo anal, mucho más difícil de conseguir que el vaginal o clitoríano , tiene dos componentes: el psicológico (el de las emociones) y el físico (el corporal).

El cuerpo responde mediante estímulos sexuales a la búsqueda de su disfrute … incrementando el placer y el erotismo.

Como cualquier órgano del cuerpo, el ano, envía información sensorial a nuestro cerebro.

Para entender el orgasmo anal, debemos saber que el ano está compuesto por dos anillos musculares llamados esfínteres, que al ser estimulados, funcionan de manera independiente.

Se compone de el externo, que se tensa y se relaja cuando uno desea (como la mano) y el interno ( que responde a las actividades de estimulación durante la práctica de sexo anal).

¿Y el orgasmo anal como se logra?...

La verdadera clave está en aprender a controlar los músculos pélvicos; debido a que es una buena manera de estimular la zona mediante contracciones y para ello se requiere mucha relajación y confianza.

Aquí vamos a dar las claves para ayudarte a lograr más fácilmente el orgasmo al practicarlo.

Antes de proceder a nada…conviene tener en cuenta la higiene de toda la zona.

Eso hará que os sintáis mucho más cómodos.

Los lubricantes, ayudarán a humectar la zona haciendo más suave y cómoda la penetración, también podéis utilizar juguetes sexuales para hacer más divertida la relación y no olvidar el uso del preservativo que evitará gérmenes y microorganismos.

Una vez empezada la relación…qué mejor que dar es buen masaje… tanto por la zona anal; (que tantas terminaciones nerviosas tiene), como por todo el cuerpo.

Es muy importante que existan los juegos preliminares,( el llamado preludio)…caricias, besos…

Siempre se puede combinar la estimulación anal y genital con otras zonas del cuerpo.

Previamente , antes de la penetración, se pueden realizar ligeros y lentos movimientos circulares con el dedo, con juguetes sexuales o con el pene, alrededor del ano para estimular .

A su vez y a la par, tanto él como ella misma pueden estimular el clítoris también. La penetración se realiza conjuntamente con caricias delicadas y estimulantes...

Otra práctica preliminar a la penetración anal es el annilingus.

Este método conocido como oral-anal es conocida popularmente como “rimming” y también como "beso negro", que consiste en estimular el ano con la lengua.

Si este tipo de práctica os da reparo, existen protectores de lengua y /o boca.

Muchos de los que han probado esta práctica aseguran que es altamente gratificante...tanto para él...como para ella...

Después de los preliminares, la penetración anal se realizará con suavidad y pausadamente.

Se deben tener en cuenta dos factores: “ el control” de los músculos de la pelvis, porque estos son los que provocan las contracciones que estimulan la zona; así como “la intensidad”; ya que el pene interfiere en estas contracciones del esfínter del ano durante el orgasmo y así puede ser más placentero e intenso.

Durante la penetración échale imaginación y cambia de posturas.

No sólo existe la típica del perrito…también lo podéis hacer de pie, de lado, totalmente estirados, empleando la postura del misionero, también por delante (ella sentada encima de él); y si eres más hábil hacer un poco de contorsionismo e idear nuevas posturas… siempre y cuando sea cómodo y placentero para los dos.

Al terminar la relación sexual anal, la extracción del pene debe ser igual de suave y lenta que se hizo durante su penetración.

Disfrutar con el sexo anal no debe ser un tabú…suma placeres a tu vida…