Cómo seducir al intelectual

Poseen mentes cultivadas y desarrolladas , analizan y critican todo lo que se les cruza por el camino, incluso cuando hablan de amor y sexo lo hacen con gran análisis y raciocinio.

Suelen mirarnos por encima del hombro, como vanagloriándose de su superioridad mental, su conversación suele ser irónica o burlona pero bajo esa fortaleza les acechan muchas inseguridades.

En lo más profundo de su ser anhelan quedar atrapados por alguien con una gran presencia física.

Muchos de ellos tienen una vena masoquista que saldrá a la luz una vez que nos muestre sus sentidos adormecidos.

Para seducirlos debemos dejar que mantengan su superioridad mental y dejar que ellos nos juzguen…al fin y al cabo sabemos en secreto que somos nosotros los que dominamos la situación, les damos lo que nadie más puede darles: la estimulación de sus fantasías.

Los contras:

Si no equilibran su ansia por destacar mentalmente pueden sufrir rechazos sociales sonados y ser tildados de palizas o prepotentes , en cambio si añaden a su locuacidad una pizca de humor autocrítico y positividad hacia las miserias ajenas pueden convertirse en los imanes de las reuniones .

El vivir un affaire con un personaje así suele traer consecuencias: una de ellas es hacerte del movimiento ocupa como antídoto a tal cantidad de sabiduría manipulante.

Pero si el final es un poco abrupto, su vena masoquista puede convertirse en sádica y como buen estratega , es recomendable cuidar la espalda.

 “El intelectual" se hace mayor :

No se sienten satisfechos con nada pero tampoco con ellos mismos, buscan y confrontan el pasado , presente o futuro del mundo tratando de encontrar paradojas para descifrar ,etc...ya que es una forma más de buscar autoridad y excelencia para sus palabras y llenar en parte su vacío o su carencia interior.

Para seducirlos debemos convertirnos en su objeto de deseo o curiosidad y parecer a toda costa que compartimos su mismo interés espiritual, uniéndonos a su búsqueda o corte de adoradores .

Con los años tienden a ser mentes hiperactivas y suspicaces, así que como carecen de la suficiente creatividad para distraerse es preciso proporcionársela: una excursión a la montaña, viaje en barco con greenpeace o sexo en cuestión.

Lo más posible es que disfrutemos de ellos a corto plazo , pues aunque les lleguemos a interesar, su búsqueda de adoración o nuevos conceptos en ellos es algo incesante y obsesiva.