Cómo seducir a los/las fashion-dandis

Ellos son siempre sorprendentemente estéticos y nunca caen en la vulgaridad.

Tienen un gran sentido de la estética, y la aplican para ellos/as mismos/as en la moda y en su propio aspecto que siempre es refinado y elegante.

Tienen estilo propio y marcan tendencia ya que se expresan de una forma muy segura e independien en todas las áreas de su vida.

Se diferencian del resto de la gente claramente por sus aspecto y modales.

Causan admiración y atención por su estilo visual único ya que son personas llenas de creatividad y originalidad por lo que todos acaban imitandolos/a .

Son inconformistas y esta característica va más allá de la moda, pues no buscan complacer a nadie a diferencia de los cortesanos.

Ellos son insolentes, cualidad que esgrimen a la perfección como arma de seducción a su favor.

A diferencia de los rompecorazones que también llegan a ser un poco insolentes, los fashion/ dandis no usan la insolencia para conquistar a una sola persona, ellos quieren llegar a las masas o a un grupo.

Tienen la capacidad de entrar en el espíritu opuesto.

Aunque no quieran complacer a nadie en concreto, ellos/as, se adaptan a su modo de pensar, reflejar sus actitudes… gustos y de esta forma, enamoran.

Adoptan sin querer rasgos psicológicos del sexo opuesto(travestismo mental): las mujeres se identifican con la atención y la delicadeza del fashion/ dandis y los hombres con la independencia y la cierta distancia emocional que adopta una mujer fashion/ dandis.

La clave del poder del dandi reside en su encanto ambiguo casi bisexual : el varón ligeramente afeminado, y la mujer ligeramente varonil…

Su rebeldía a ceñirse a una sociedad que nos impone unas normas, suscitan deseo y excita interés.

Según Freud, la libído humana es esencialmente bisexual, pero las restricciones sociales reprimen los impulsos de los individuos.

Son maestros en el arte del placer de vivir. Su máxima es vivir para el placer , no para el trabajo.

Son exquisitos y se rodean de lo mejor en todos los sentidos.

Se deleitan con lo mejor de la comida, degustan un buen vino, y les encanta la belleza de todo lo material, ropa y objetos.

Para ellos/as todo es una elección estética.

Hacen de la vida un arte y eso les ayuda a mitigar el aburrimiento de la rutina , cosa que hace que su compañía sea muy apreciada.

"El fashion/dandis femenino":

Un gran icono sobre el dandi femenino podría ser Rodolfo Valentino, en el Hollywood de principios de los años veinte todas las mujeres suspiraban por su atencion .

Valentino era un hombre ambiguo, que compartía muchos rasgos femeninos, y aunque su condición física era delicada , su imagen era masculina.

Conquistaba a las mujeres de la misma forma que ellas lo hacian : de una manera sutil, lenta, cuidadosa, prestando mucha atención a todos los detalles, pero cuando llegaba el momento del ataque era osado y no le daba oportunidad a su víctima de titubear.

En sus películas practicaba ese arte cual gigoló: flirteaba, bailaba, conversaba, complacía… pero siempre manteniendo el control.

Este sirvió de modelo a Elvis Presley, que lo tenía como modelo.

Esta forma de poder sobre la mujer es un juego de seducción muy efectivo:emplea sus mismas armas de seducción contra ella y no pierde su identidad masculina.

Refleja la psicología femenina, coquetería pero al mismo tiempo tiene un atisbo de crueldad, pues las vuelve vulnerables ante una jugada tan osada.

El fashion/dandi femenino no sólo conquista mujeres, también a masas, siempre jugando con su ambigüedad.

Su sexualidad es claramente heterosexual pero su cuerpo y psique se mueven entre los dos polos .

"La fashion/dandi masculina":

Una gran icono femenina de este fersonaje es sin duda, Salomé, la joven que logró volver locos a todos los intelectuales de la década del 1870, incluido a Nietzsche, que le propuso matrimonio y Salome rehusó.

Nietzche fue entonces cuando escribió abatido “Así hablaba Zaratustra”, un libro lleno de erotismo inspirado en las charlas con Salomé

Se dice de ella que tenía unos radiantes y bellos ojos azules y que era una vampiresa completamente amoral, que había destruido matrimonios y vidas pero que su presencia era excitante.

Tenía una extraña mezcla entre lo masculino y lo femenino, una preciosa sonrisa y unos modales gráciles pero su actitud analítica y su exagerada independencia la hacía parecer extrañamente masculina.

Tenía un efecto poderoso sobre los hombres y lograba llegar a ellos perturbando su psique más profunda.

Las fashion/dandis masculinas tienen una aparente personalidad masculina, pues muestran una independencia total y un desapego que les permite tener una ventaja ante las demás, ya que la sensación de entrega total a un hombre hace que éste pierda el interés, mientras que les intriga y les excitan las mujeres que tienen las mismas armas que ellos .

¿Cómo resistirse a los encantos de una maestra del camuflaje? .

Los contras:

Suelen provenir del mismo sexo, que siempre pondrá en duda su inclinación sexual.

Como defensa simplemente los ignoran con su gran" sabuarfer".

El descaro del fashion/dandi debe ser medido ya que esto le puede provocar problemas en su ámbito laboral con sus superiores, al no entender su humor o su forma de ser.

Les irá mucho mejor a los que puedan permitirse una vida bohemia y trabajar en algo autónomo o artístico.

Si trabaja en grupo, puede ser diferente pero de forma agradable y divertida, ya que si no, provocará que los demás se sientan inseguros y le pongan en tela de juicio.

El/la fashion/ dandi "maduretes":

A pesar de su indudable glamour, ha pasado el tiempo , pero los polos opuestos se atraen por lo que a una edad tardía se rodea de admiradores/as notablemente más jóvenes que él/ella, refrescando continuamente su espíritu atrevido .

Un rollito con algún fashion dandi es más que posible , siempre que les dejes ser el que decide cuando , cómo y donde.

Las rebajas en su estilo no existen pero no los confundas con antigüedades.

Su intuición se suma a su creatividad y puede sorprenderte lo avanzado de su estilo...