Cómo seducir a los peter pan y campanillas

Estos seductores poseen la cualidad de sugestionar a través de la “mímesis”(creación consciente de un talante o sentimiento que luego es reproducido por otra persona) muy similares a las de los niños.

Logran rápidamente convencer cuando interpretan con inocencia y sentimiento de desamparo consiguiendo lo que desea, de la misma manera lo hará en una conquista o romance.

Explotan esas cualidades para fascinar al mundo ya que concebimos la niñez como la ilusión de la edad dorada y que muchos desean recuperar.

Ellos/as seducen como amantes indefensos pues conservan el espíritu infantil, y la misma actitud placentera ante la vida.

Mostrarse a la defensiva es mortal para la seducción y ellos/as lo saben.

Por lo que aprenden a no reaccionar a la defensiva; se doblegan, no se resiste, se abren ante la influencia de los demás su actitud ilógica es la que nos seduce pues lo hacen sin esfuerzo,

Si se quiere mostrar el papel de Peter pan o campanilla .

Todos tenemos ese niño dentro de nosotros mismos…ese que quiere liberase y ser un poco travieso.

Para lograr que salga a flote, simplemente nos tenemos que dejar llevar hasta un cierto punto pues no hay nada más antinatural que parecer lo que uno no es, o mostrarse inseguro.

Tipos de"Peter pan" o "campanilla":

Un niño adulto fue Charles Chaplin que tenía un poder de seducción inmenso.

En un mundo cruel y amoral, el poder de la ingenuidad de Charles Chaplin era inmenso, sus películas te transportaban a una vida donde todo era más fácil y simple y te llenaba de ilusión mediante su manera de recrear esa fantasía.

La senda por la cual consiguió una gran simpatía y cariño del público fue representando modales de vulnerabilidad e indefensión sin resultar obviamente necesitado, ni víctima , ni desvalido, (cosa que no es nada seductora)además de entonar un carácter de seriedad total, como la de un humorista en un monólogo con un micrófono.


-El/la inocente:

Peter pan o campanilla adulto es imposible que sea inocente, pues es imposible crecer en este mundo y seguir conservándola.

Ellos/as exageran esta virtud infantil para suscitar la simpatía de los demás, pero de una forma sutil y sin que se note, pues si fuera al contrario resultaría patético.

Para seducirlos hay que comunicar mediante miradas, gestos y palabras una especie de debilidad de forma indirecta y sin que resulte obvio. No puede parecer una actuación, simplemente debe ser un tipo de actitud que se adapte al objetivo que se desee.


-Travieso/a:

Peter pan o campanilla traviesos/as son los más seductores por lo diferentes que son.

Son como niños/as traviesos/as, que actúan de una forma irreverente, despreocupada, descarada y tienen un gran espíritu festivo que a todo el mundo encanta. No necesitan ser educados ni tampoco civilizados.

Sus travesuras son incontrolables y no se preocupan por ofender a alguien de vez en cuando, el brillo de sus ojos y su encanto hará que cualquiera les perdone y que no les tomen demasiado en serio.


-El/la prodigio:

Suelen ser antiguos niños/as prodigio que siguen conservando su impulsividad y su capacidad de improvisación como cuando eran pequeños.

Para llegar a desempeñar este papel hay dos vías, tener algún talento fácil y natural además de la capacidad de improvisar y la siguiente vía; si el talento requiere esfuerzo, aparentan que no lo conlleva, pues cuanto más se oculta el sudor, más natural y seductor nos parece.


Los Contras :

Peter pan y campanilla resultan encantadores pero también pueden llegar a ser irritantes ya que su extremada dulzura o irresponsabilidad puede llegar a hartar.

Sólo artistas o personas con mucho tiempo libre pueden permitirse desempeñarse este personaje seductor.

También corren el riesgo de que no se les tome en serio y no convenzan a nadie.

Este espíritu tan infantil si es incontrolado puede llegar a parecer patético y suscitar desagrado y no simpatía.

Los Peter pan y las campanillas "mayorcitos":

El niño/a grande se niega a crecer, tienen miedo a envejecer.

A los treinta son interesantes pero a los cuarenta empiezan a cansar. Un niño/a grande odia la responsabilidad y lo convierte todo en un juego o en un entretenimiento.

No buscan una relación con otro de su mismo tipo, no quieren competencia…ellos buscan una figura adulta.

Si deseamos una relación duradera debemos hacerlo con responsabilidad de una forma amorosa, sin juzgar ni criticar su conducta para crear un fuerte lazo pues les damos toda la libertad para jugar.

El niño/a grande nos divertirá durante un tiempo pero debemos considerarlos diversiones breves o como una válvula de escape para nuestro instinto maternal o paternal frustrado ya que suelen ser muy narcisistas y esto hace que sea muy limitado el placer que obtenemos.