Cómo seducir a los carismáticos

Carismaticos

Los carismáticos/as tienen grandes cualidades que les hacen destacar y los hacen muy atractivos/as.

Poseen una gran seguridad en sí mismo/as y una confianza totalmente inusual.

Revelan su carisma mediante el significado de la palabra y con ella dejan huella. Son osados y serenos al mismo tiempo.

Tienen una naturaleza observadora y siempre están llenos de deseo y energía. Poseen un don que es inexplicable, misterioso e innato.

Su presencia es casi una experiencia religiosa.Ellos/as atraen la atención de las personas e incluso de las masas tan sólo entrar por una puerta.

Esa cualidad interna posee un toque de espiritualidad, tienen la capacidad de hacerte creer en lo que ellos/as quieran hacerte creer y crean la ilusión del carisma. En nuestro mundo lleno de desencanto y donde todo se basa en la racionalidad , el encantador carismático seduce con su don místico.

Demuestran tener un plan con causa, dirección y meta y para ello lo afrontan con una actitud llena de seguridad, confianza y claridad en sus decisiones para emprender cualquier conquista ya sea amorosa o personal, siempre manteniendo una gran fuerza de carácter.

El mensaje es sencillo y seductor, en tiempos difíciles resaltar la ilusión por medio de mensajes de resolución con calma y sentido práctico se llama “síndrome del salvador”: si alguien se imagina que alguien puede salvarte del caos, caes rendida a los brazos de tu rescatador

Se muestra contento y despegado, reservado y ligeramente distante, una combinación mortalmente carismática.

Además añaden a su apariencia la de poseer una visión del momento y del mundo amplia y en ocasiones innovadora por lo que puede tener una imagen de poseer dones proféticos o psíquicos, prediciendo cosas con autoridad, añadiendo más misterio a su imagen de modo que al ser difíciles de comprender hacen que la gente se interese y se hable de ellos.

Viven con ideales y no se preocupan por las consecuencias, ese efecto va más allá de las creencias religiosas . Cuentan con valores arraigados y no los simulan, además los trasmiten de la manera más sencilla, sutil y afable posible para que estos se convierta en su carisma. Nada resulta más carismático que sentir que alguien lucha con gran emoción además de decirla con una gran oratoria.

Son elocuentes y utilizan el poder de las palabras, ya que es el modo más rápido de crear una emoción.

Las palabras pueden crear cólera, exaltar, elevar…sin referirse a nada real. Para la elocuencia se puede aprender mediante mecanismos utilizados por lemas, latiguillos, repeticiones rítmicas, expresiones para que el público las repita.

Los carismáticos están abiertos a su público y se alimentan de él , este es al que se intenta seducir y no hay nada más seductor para la gente que el sentimiento de ser deseado/a. El carisma supone sentimientos afines al amor y ellos deben revelar el que siente por sus seguidores para que el encanto siga en pie.

Es deliciosamente espontaneo, y de carácter desinhibido. Esto crea oportunidades al carismático que puede conectar con fantasías y deseos de los demás .La deshibición invitará a los demás a abrirse , iniciando una reacción en cadena y a su vez la excitación nos animará a más.

Los carismáticos tienen una gran tranquilidad y adaptabilidad, mostrando apertura a cualquier experiencia. Esa gran energía de cuerpo y espíritu revela una gran cualidad que los convierte en ídolos carismáticos en muchos ámbitos..( Wagner, Picasso).

Tienen la fe y el fervor suficiente que contagia a los que le rodean y que estos a su vez proyectar hacia los demás.

Ellos necesitan la fe como una cruzada, los carismáticos llegan incluso a creer sus propias mentiras, de tal modo que resultan creíbles y los hace más seductores. Poseen un espíritu de aventura y riesgo que atrae a las masa a plantearse los convencionalismos.

Muestran heroísmo con mucha diplomacia.

Explotan sus atributos para emanar magnetismo, no dejan ninguno al azar. Su clave es el autocontrol.

Adquieren todas las destrezas y las ponen en marcha para seducir. Los ojos y la forma de mirar de un carismático son atributos cruciales para la seducción y nunca expresaran temor o nervios, siempre serán penetrantes para provocar emociones en las víctimas.

Los contras de los carismáticos:

El carisma es tan volátil como las emociones que suscita.

En temas del amor son difíciles de mantener, puesto que causan “fatiga erótica”, (es el después del amor cuando nos sentimos cansados o resentidos y el amor se convierte en odio).

Demasiado carisma durante demasiado tiempo crea fatiga y deseo de tranquilidad y orden.

El mejor carisma se crea conscientemente y se mantiene bajo control.

Cuando se precise se puede brillar con fervor, inspirando confianza , pero cuando la aventura ha concluido hay que volver a la rutina, sin apagar la llama, solo bajando la intensidad.

El carismático en el atardecer:

A través de una vida llena vicisitudes suelen convertirse en buenos escritores, siendo capaces de captar tanto la vanidad como la santidad humana , la filosofía prima sobre el ideal por lo que su atractivo de caballero áureo sigue haciendo estragos.

Con ellos no hay elección; saben lo que quieren y también lo que quieres tú : por lo que si te saluda con amabilidad sin mostrar nada más, no pierdas el tiempo porque puede ser peor.