Cómo seducir a la belleza natural

Belleza natural

La belleza se siente mirada por los demás desde muy temprana edad pero también sufre de soledad, ella intimida y muchos prefieren adorarla desde lejos .

La fuente de su poder es el deseo que tienen los demás por contemplarla pero también el origen de su infelicidad pues estos poderes también se desvanecen con el tiempo y ya no atrae con la misma atención.

La belleza natural tiene fácil quedar bien o disculparse pues suele disfrutar de la indulgencia de ambos sexos, por lo que desarrolla cierta tendencia a la comodidad tal como su belleza pierde la perfección suele tener grandes inseguridades pues el mundo no es tan condescendiente con ella .

Para seducirla no sólo se debe adorar su belleza, también se deben adorar sus destrezas, su carácter, su mente, su alma .

Estimular su intelecto la distraerá de sus dudas e inseguridades y de esa manera, le haremos percibir que estimamos este aspecto de su persona.

Los contras:

La única pega es que la belleza natural requiere mucha atención y cuidados constantes a causa de sus inseguridades.

La madurez de la belleza natural:

Son muy susceptibles a su entorno. Tienen unos sentidos hiperactivos.

A veces muestran inseguridad por su apariencia y con los años hacen lo posible por no llamar la atención ni sobresalir.

Para seducirlas hay que dar en el blanco de sus sentidos, llevarlas a lugares hermosos…envolverlas… utilizando multitud de señuelos e incitarlos al máximo con olores y colores.

Son víctimas excelentes por su docilidad cuando reciben lo que quieren.