Charlotte Roche y la liberación sexual

La segunda novela de “Shossgebette” por Charlotte Roche, que traducido podríamos titular como “oraciones del regazo" o "oraciones uterinas”, tras su primera novela “Zonas Húmedas” es un best seller .

Es una novela que trata el erotismo de una manera abierta, y que se confronta con la familia conservadora…la liberación sexual se opone al feminismo dogmatico…

Esta segunda novela de connotaciones más complejas y profundas que la primera (Zonas Húmedas), en el inicio parece partir por momentos de esta, y por ocasiones, fusionada por fragmentos de manuales eróticos con pasajes de libros de cocina y Kamasutra, ensayos sobre la educación infantil y alegatos feministas.

De hecho, Alice Schwarzer, la gran dama del feminismo alemán (que en la propia novela es vista como un personaje que perjudica emocionalmente la vida sexual de la protagonista) ya expresó su repudio y su indignación.

Hablando de la novela…

La novela empieza con una comentada y casi gráfica descripción ampliada en cinco páginas, sobre una felación durante la cual cuenta la narradora ,que la protagonista es excesivamente pudorosa en sus relaciones sexuales manteniéndolo todo bajo control para evitar que vecinos escucharan sus gemidos…

Su narración sorprende al lector, que hasta el momento está acostumbrado a un alto voltaje y desenfreno sexual por parte de las novelas de Charlotte Roche , muchos han dado una mirada atrás a su primera novela “Zonas Húmedas”, como un intento de ver la naturalidad en el sexo .

Las explicaciones son minuciosas…de cómo alcanza el orgasmo y de cómo hace que su pareja lo alcance…eso sólo forma parte de lo que la narradora considera un matrimonio ideal, porque para ella la desinhibición sexual, la liberación de estereotipos… (que el lector puede percibir en la novela, en sus escenas de cama…) es tan solo el resultado del rechazo a una educación del pensamiento por parte de ciertos sectores feministas que pretendían declarar como una forma de dominación determinadas prácticas heterosexuales.

Para ella, el sexo es una liberación…

Elizabeth Kiel, el nombre de la narradora periodista, es una mujer que se libera de todos sus miedos, fobias y paranoias en la cama.

La narradora recurre a visitar conjuntamente a escorts (cosa que no es bien vista por su terapeuta) para mantener vivo el deseo tanto el suyo como el de su marido y así mantenerse unida a su pareja.

Se trasluce también la búsqueda del matrimonio perfecto que la libere y la proteja de un mundo que siente amenazante.

En varias entrevistas, Charlotte Roche ha confesado, " es un ajuste de cuentas con la generación del 68, que junto a esta y su movimiento feminista, nos enseñaron a ver a los hombres como los enemigos y contra las relaciones de familia inestables".